El PAN acusa a colaborador de Murat de convertir en un botín la figura del administrador municipal

lunes, 30 de enero de 2017
OAXACA, Oax. (apro).- La fracción Parlamentaria del Partido Acción Nacional (PAN) acusó a un colaborador del gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, de convertir en un “botín político y económico” la designación de administradores municipales, figura anticonstitucional que en el trienio pasado redituó mil 47 millones de pesos. El coordinador de los panistas en la LXIII Legislatura, Juan Mendoza Reyes, denunció que el secretario general de Gobierno (Segego), Alejandro Avilés Álvarez, violenta la libre determinación de los pueblos y comunidades indígenas para generar ingobernabilidad y poner a sus incondicionales y manejar los recursos públicos a su antojo. Recalcó que los administradores municipales son inconstitucionales, pues en la Carta Magna federal fracción I, artículo 115 se hace referencia a los Consejos Municipales, mismos que se nombrarán cuando haga falta el ayuntamiento constitucional. Sin embargo, el administrador atenta contra el derecho de las comunidades indígenas a intervenir y ser consultadas en el nombramiento de sus autoridades municipales o de quien deba actuar a falta de ellas. Tan sólo en el periodo 2014-2016, detalló, un total de 20 administradores municipales ejercieron un recurso superior a los mil 47 millones de pesos, sin haber sido elegidos por la ciudadanía, sembrando discordia y opacidad en el manejo de los recursos públicos, según datos de la Secretaría de Finanzas. El panista también denunció la complicidad del “Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (IEEPCO) que se ha prestado al negocio de Avilés Álvarez, ya que desconoce a las autoridades nombradas democráticamente por los habitantes de las localidades que se rigen a través de Sistemas Normativos Internos”. Ante ello, hizo un llamado al Tribunal Estatal Electoral de Oaxaca (TEEO) para que no permita que los ayuntamientos se queden sin representantes, ya que esto contribuye a que el secretario general de Gobierno “negocie, reparta o comercialice” los puestos. Y es que, refirió, en la legislatura pasada, la facultad de designar a los administradores recaía en la Cámara de Diputados, cuyo órgano de gobierno encabezó el ahora titular de la Segego, quien poco antes de concluir el periodo de sesiones del tercer año de ejercicio legislativo, promovió una reforma a la ley para que la designación de los administradores fuera responsabilidad de la secretaría que encabeza desde diciembre de 2016. De la misma forma, Mendoza Reyes exhortó al gobernador del estado para que cumpla con los requisitos y parámetros establecidos en las resoluciones de la Sala Superior del Tribunal Federal Electoral, y de esta manera proceda primeramente a dialogar con las comunidades involucradas para consensar la integración de los Consejos Municipales, respetando el derecho de libre determinación de las comunidades indígenas. Finalmente, convocó a los diputados de las diferentes fracciones parlamentarias para que se sumen a la iniciativa de reforma que habrá de presentar el PAN, para que se realicen las adecuaciones correspondientes a la Constitución local y desaparezca la figura de administrador. A propuesta del secretario general de Gobierno, Alejandro Avilés Álvarez, se designó al menos 18 administradores municipales, lo que ha provocado bloqueos carreteros, tomas de palacios municipales y de oficinas electorales. Al 31 de diciembre del 2016 fueron invalidadas las elecciones en 11 municipios de Sistemas Normativos Internos como Tepelmeme Villa de Morelos, Ixtlán de Juárez, Santa Catarina Lachatao, Santiago Atitlán, Totontepec Villa de Morelos, San Sebastián Tutla, Ánimas Trujano, Santa María Sola, San Carlos Yautepec, San Antonio Tepetlapa y Tataltepec de Valdés. Mientras que en los municipios de Concepción Pápalo, San Pedro Totiltepec, Santo Domingo Ixcatlán, San Juan Bautista Guelache, y Santa María Ecatepec, no pudieron realizar sus elecciones. De la vía de partidos políticos están sin autoridades electas Santa María Xadani y Santiago Matatlán.

Comentarios