Tregua mínima en protesta contra el gasolinazo en Chihuahua

miércoles, 4 de enero de 2017
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- La toma de carreteras y casetas de peaje, así como el bloqueo a las instalaciones de Pemex, provocó el cierre en 95% de las gasolineras, falta de insumos en hospitales públicos y el paro técnico de turnos en maquiladoras de Parral y Chihuahua, como Delphi, Ford, Volkswagen y General Motors. Es por ello que las organizaciones que lideran las manifestaciones acordaron esta noche la liberación de las oficinas de recaudación de rentas y dar paso por un carril a camiones de carga. Antes, y luego de que el gobernador Javier Corral anunció que desalojaría a los manifestantes de las casetas de peaje, de las oficinas de recaudación de rentas que estaban tomadas y de las instalaciones de Pemex, en el momento en que el gobierno federal le pidiera apoyo, se intensificaron las protestas y el apoyo de más ciudadanos a las organizaciones. Grupos de amas de casa, familias, trabajadores de diferentes oficios y una caravana de vehículos Úber acudieron a las instalaciones de Pemex para brindar su apoyo y llevar alimentos a quienes realizan las guardias, ante el probable desalojo que podría suceder anoche. Sin embargo, las autoridades estatales se comprometieron a no utilizar la fuerza hasta dialogar. No obstante, el delegado de la Secretaría de Gobernación, Javier Sánchez Rocha, dijo a medios locales hoy que, debido a que no han sido convocados como delegados federales al diálogo por el gobierno estatal, ya hay demandas interpuestas por la SCT en contra de los manifestantes, por obstrucción de las vías de comunicación, y la fuerza pública federal podría actuar para desalojar las instalaciones de Pemex y los bloqueos en las vías de ferrocarril. La Asamblea Popular integrada por el Barzón y el Frente contra el Gasolinazo, entre otras organizaciones ciudadanas, liberaron anoche camiones con turbosina y combustible, luego de negociar con el gobierno estatal para que no los desalojara de Pemex durante la noche. Por la caseta de Sacramento entraron los camiones, donde uno de ellos llevaba 66 mil litros de turbosina, y esta mañana ingresaron otros con 230 mil litros de gasolina y 280 mil de diésel para abastecer a la ciudad, pero no ha sido suficiente. Las ocho pipas que ingresaron fueron resguardadas por la Policía Estatal Única, que privilegiarían el transporte público, de acuerdo con Martín Solís Bustamente, director de Fomento Agropecuario de la Secretaría de Desarrollo Rural. Más tarde detuvieron de nuevo otros camiones de carga y, durante esta noche, acordaron con el gobierno estatal que dejarán pasar a todos los automotores que lleven combustible, turbosina, medicamento y productos químicos, ya que estaban detenidas siete pipas de oxígeno, de Cryoinfra, en la caseta de Jiménez, informó la Secretaría de Salud. El consejero de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo), Mauricio Fitzmaurice, informó que 95% de las gasolineras de la ciudad de Chihuahua tienen desabasto y reiteró que hay empresas maquiladoras que han tenido que cerrar turnos, otras empresas bajaron sus cortinas porque no tienen producto para vender. “Les pedimos a las asociaciones que midan hasta dónde afectan al ciudadano y hasta dónde no, el efecto es retroactivo y está pegando a la clase trabajadora, le están pegando a Chihuahua como estado, es un problema del gobierno federal”, insistió el empresario. También dijo que aunque ayer dejaron pasar turbosina que sí evitó la cancelación de vuelos en el aeropuerto internacional Roberto Fierro, los camiones que trasladaban combustible llegan en “madrina” a Pemex, y de ahí pasan a pipas para distribuir el combustible, por lo que no pudieron utilizarlo debido a que no dejan salir éstas de las instalaciones de Pemex.

Comentarios