Doblan protestas a 'El Bronco”; revertirá incrementos a impuestos

viernes, 6 de enero de 2017
MONTERREY, NL (apro).- Las violentas manifestaciones registradas el jueves en el exterior del Palacio de Gobierno ocasionaron que el mandatario nuevoleonés, Jaime Rodríguez Calderón, anunciara hoy una recomposición del presupuesto del 2017, que contemplará la reducción de impuestos, entre ellos el de la tenencia vehicular. Luego de los destrozos ocasionados en la sede del Ejecutivo estatal y saqueos en más de una veintena de establecimientos de la zona metropolitana, El Bronco dijo que prefería un estado con menos recursos, pero en paz, luego de la manifestación nocturna que de acuerdo con cifras del gobierno estatal reunió a 7 mil personas en la Macroplaza. Como parte de las medidas inmediatas que tomará, dijo que no aprobará ningún incremento a las tarifas del transporte, como se lo demandaron en días pasados los empresarios, pues no quiere que el gasolinazo impacte directamente en el bolsillo de la población. En respuesta al impuesto a la tenencia vehicular, sostuvo que si bien se había negado a aplicar el descuento prometido por lo que el ciudadano seguiría pagando este año el 80% de la cuota inicial, decidió aplicar un 20% extra de descuento todo el año para que pague solamente el 60%, y se comprometió a desaparecerlo de manera definitiva en el 2018. El gobernador se dijo sensible a la indignación popular y reiteró su voluntad y compromiso de permitir las manifestaciones pacíficas, pero advirtió que cualquier acto de desorden, como los que ocurrieron el jueves, será sancionado. “Por los lamentables hechos de ayer hay consecuencias. Tenemos qué entender que hay un enojo ciudadano y una molestia sobre el tema de los impuestos y la mayoría de la gente que estuvo acá, estuvo molesta por el tema de la gasolina, que ha impactado demasiado”, dijo en conferencia de prensa que ofreció hoy en el Palacio de Gobierno, acompañado de su gabinete de seguridad. Explicó que el próximo martes presentará la serie de medidas que adoptará la administración, luego de que determinara reconsiderar el paquete Fiscal 2017, que ya fue aprobado por el Congreso del estado y que contemplaba también incrementos en impuestos a los hoteles, a los valores catastrales, y la bursatilización de las autopistas del estado. “Tenemos qué analizar las condiciones económicas que hay para trabajar en el apoyo hacia la gente para que tenga menos complicaciones. Vamos a reconsiderar el tema del paquete fiscal, porque evidentemente, aunado al gasolinazo, le tenemos qué dar soluciones a la ciudadanía en Nuevo León”, dijo el mandatario. Aunque en diciembre, cuando determinó aplicar los incrementos, dijo que sería irresponsable no hacerlo porque era necesario contratar más policías, mencionó que el tesorero, Carlos Garza, y el coordinador del gobierno, Fernando Elizondo, crearán una reingeniería presupuestal para encontrar recursos de otros lados para poder desechar los aumentos recaudatorios. Y aclaró que la seguridad no se verá afectada pues al hacer ajustes, seguirán con el plan de contratar más agentes y de sufragar los gastos de más de mil elementos federales que hacen labores preventivas. Adelantó que entre las medidas están el despido de personal del gobierno para dejar la planta operativa estatal al mínimo, la suspensión de incrementos y mejoras salariales a los sindicalizados, y la postergación del término de la tercera línea del metro, que tiene casi dos años de retraso y cuya inauguración estaba planeada para el final del presente año. Al hacer un recuento de los daños, Rodríguez dijo que la ley actuará con severidad en contra de las personas que afectaron el Palacio estatal, el cual es un edificio histórico, incorporado al patrimonio federal, y que los daños serán evaluados a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia. También habrá sanciones en contra de quienes saquearon establecimientos comerciales durante los disturbios que surgieron en distintos puntos de la ciudad, paralelamente a la concentración en la Macroplaza convocada por el Congreso Nacional Ciudadano, una acto que se salió de control por desorganización y por la actuación repentina de jóvenes conocidos como anarquistas, algunos de los cuáles portaban banderas que decían Acción Antifascista. Por su parte, Aldo Fasci, vocero de seguridad del estado, dijo que el saldo de la jornada violenta fue de 27 negocios saqueados y 13 coches dañados, entre ellos tres de televisoras locales que fueron volcados por agresores., Durante el caos generado a las puertas del Palacio, hubo 15 lesionados, seis reporteros entre estos, y 182 detenidos, de ellos 8 son menores edad. El Bronco dijo que las personas que provocaron los destrozos y se enfrentaron con la policía eran un pequeño grupo de infiltrados, algunos de ellos ajenos a cualquier agrupación de la localidad, aunque dijo que por ahora no puede revelar su procedencia, ni quien ordenó que actuaran de esa manera agresiva.

Comentarios