Ejército y policía toman el control en Tapachula para frenar saqueos

viernes, 6 de enero de 2017
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Elementos del Ejército y de las policías federal, estatal y municipal tomaron esta noche el control de las calles y centros comerciales de Tapachula, luego de dos días se saqueos. En respuesta al clamor de las cámaras empresariales, caravanas de vehículos oficiales se desplegaron por toda la ciudad fronteriza y montaron guardias en la zona comercial. Otros más patrullan calles y colonias de la periferia, desde donde supuestamente bajaron los saqueadores de decenas de negocios de cadenas comerciales transnacionales, nacionales y locales. En el marco de los patrullajes, los uniformados detienen vehículos con personas sospechosas para ver si llevan productos empaquetados de los cuales no puedan comprobar su procedencia. Prácticamente se decretó un toque de queda en Tapachula, lo que hizo que esta noche se frenara el saqueo que en días anteriores sufrieron centros comerciales como Chedrahui y Aurrerá, y tiendas de autoservicio como Oxxo y cervecentros Modelo Plus. Salinas y Rocha es otra de las tiendas que fueron vaciadas. La Confederación Patronal de la Republica Mexicana (Coparmex) rechazó enérgicamente los actos vandálicos registrados en Tapachula y, luego de asegurar que las autoridades habían sido rebasadas, demandó la inmediata intervención del Ejército y la Armada de México. Señaló que con mayor presencia policial resguardando comercios y patrullando las calles de Tapachula, los actos vandálicos podrían frenarse y evitar con ello mayor incertidumbre entre la población. “Vimos el jueves por la noche que la gente que estaba saqueando, al mirar una patrulla corría o dejaba de hacer esas cosas; una de las estrategias de las autoridades debe ser patrullar más para que no se siga con esos actos. Nosotros seguimos en comunicación con las autoridades y estamos pidiendo los recorridos del Ejército y Marina desde la noche del jueves”, expresó José Antonio Toriello Elorza, presidente de la Coparmex en la Costa de Chiapas. El empresario manifestó su máxima condena contra los actos vandálicos en Tapachula, el estado y el país, pues son situaciones perpetradas por grupos de oportunistas que usan el tema del incremento de la gasolina para desestabilizar el orden social y vulnerar el estado de derecho, subrayó. “Estamos seguros los de Coparmex que no deben existir brotes de violencia en las manifestaciones pacificas. Exigimos a las autoridades garanticen la seguridad para que las tiendas de autoservicio, los bancos, empresas grandes y pequeñas unidades de negocio puedan operar sin temor a ser atracadas”, apuntó. Finalmente, reiteró el llamado a los tres órdenes de gobierno para que den muestras de sensibilidad política y diálogo con la sociedad, “pero no sugerir resignación, sino proponer medidas concretas para atender el descontento social y el compromiso real que fortalezca la economía de las familias del país”.

Comentarios