Gobernador de Jalisco implementa plan de austeridad contra el gasolinazo

domingo, 8 de enero de 2017
GUADALAJARA, Jal. (proceso.com.mx).- Con una serie de acciones hacia el interior de su administración, el gobernador priista de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval, anunció un plan de austeridad para mitigar el efecto del aumento de las gasolinas en el estado. Precisó que el precio del transporte público quedará sin cambios, pues se mantendrá la actual tarifa de 7 pesos a pesar de que los transportistas demandan un cobro de 9 ó 10 pesos por pasaje. Aristóteles aclaró que no habrá ni aumento al pasaje ni al subsidio a la tarifa de transporte en 2017. El pasado miércoles 4 de enero, miles de usuarios se vieron afectados con el paro parcial de camioneros efectuado desde las primeras horas de ese día, en el que participaron decenas de rutas de minibuses, ante la demanda de aumento a la tarifa y el reclamo por el incremento de sus costos de operación, tras la entrada en vigor del gasolinazo. Esta tarde el mandatario informó en rueda de prensa que no habría aumento a los salarios de los funcionarios de primer nivel y que se reducirá en 50% el presupuesto destinado para el combustible para el uso de las unidades automotrices al servicio de la administración estatal. También anunció la creación de un fondo de contingencia para la economía familiar que dará inicio con un presupuesto de mil millones de pesos. Argumentó que se propondrá al gobierno federal que Jalisco sea un lugar de gran almacenamiento de hidrocarburos, en terrenos que se pueden ofrecer en la zona de Los Altos. Además, el mandatario dijo que se reducirá la utilización de unidades automotrices de ocho cilindros en su gobierno, aunque no especificó de cuánto sería el monto que se tendría por la aplicación de esas mediadas. Jorge Aristóteles anunció además que se suspenderá la entrada en operación de los llamados verificentros. Desde el 2016 los dueños de talleres mecánicos acusaban a la administración estatal de buscar el beneficio de personas cercanas al gobierno de Aristóteles, mientras los pequeños talleres quedan desprotegidos y sin la posibilidad de participar en un programa que les reclama una inversión de más de 8 millones de pesos en equipo e infraestructura. Otra medida anunciada fue la desaparición del Sistema de Transporte Urbano de la Zona Metropolitana (Sistecozome), una empresa quebrada desde hace tres administraciones y desmantelada durante el gobierno de Jorge Aristóteles Sandoval, según los empleados del Sistecozome. El anuncio del mandatario ocurrió horas después de una protesta más contra el gasolinazo en la zona metropolitana de Guadalajara que congregó a más de 500 personas en la glorieta de la Minerva. La movilización se desplazó hacia el centro de la ciudad dividida en dos contingentes que circularon hasta Palacio de Gobierno por avenida Hidalgo y Vallarta.

Comentarios