Campesinos protestan en Chiapas contra alza a gasolinas

lunes, 9 de enero de 2017
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Cientos de campesinos protestaron en esta capital y en San Cristóbal de las Casas contra el alza a los combustibles, y alertaron que la medida agudizará aún más la crisis en el campo. Integrantes de la Coalición de Organizaciones Democráticas Urbanas y Campesinas A.C. (CODUC) marcharon en San Cristóbal de las Casas y por varias horas bloquearon el kilómetro 46 de la autopista que comunica a esa ciudad de los Altos de Chiapas con la capital. En tanto, miembros de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) recorrieron la principal avenida de esta ciudad hasta llegar a la plaza central, donde se plantaron durante varias horas para manifestar su rechazo al gasolinazo. Antonio Díaz Hernández, líder y vocero de la CODUC, señaló que a los campesinos les pegará muy fuerte el alza en el precio de la gasolina, porque el pasaje, los insumos agrícolas y la canasta básica también se encarecerán. Procedentes de San Andrés Larráinzar, Chamula, Zinacantan, Chenalhó, Aldama, Santiago el Pinar, el Bosque y Chilón, los casi mil indígenas señalaron que la crisis en el campo será aún más aguda y que podría haber más migración del campo a la ciudad e incluso de Chiapas a otros estados del país. Carlos Humberto Luna Pérez, líder y vocero de la UNTA en Chiapas, aseguró que el gasolinazo lacera la economía de todos y cada uno de los trabajadores y productores, lo que augura una crisis que podría dejar el campo abandonado. El alza en las gasolinas y el diésel afecta a los productores, dijo, porque no hay subsidio para quienes usan el combustible para su maquinaria agrícola. El aumento hará que los campesinos se vean limitados en un contexto donde los apoyos al campo se reducen aún más, subrayó. El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) también condenó la liberación del precio de la gasolina, así como la campaña de linchamiento y criminalización contra el descontento popular, y la intensificación de la represión como política de gobierno. El gasolinazo, subrayó, es una medida política y económica que golpea al pueblo, es el reflejo claro de las consecuencias de la política neoliberal que se impone a los pobres del campo y la ciudad por décadas. Además, agregó, eso demuestra el servilismo del Estado mexicano hacia la oligarquía nacional y del extranjero, en un contexto de crisis económica del capitalismo en el mundo. “México no escapa a este problema, de ahí que el gobierno mexicano favorezca no al pueblo, sino a la oligarquía”, apuntó. Por ello, condenó de manera categórica la campaña de linchamiento mediático “que hacen aquellos sujetos que ocultan su labor de agentes del Estado como trabajadores de la comunicación, que con su labor nefasta llaman a la represión y criminalizan la indignación del pueblo y el descontento popular”. Añadió: “No son actos vandálicos o delincuenciales, mucho menos actos de mentes desquiciadas. Lo que hemos observado en las calles, carreteras y plazas públicas es el hartazgo y descontento del pueblo, es la evidencia de que el pueblo ya no quiere ser humillado y burlado por el gobierno anti popular y pro imperialista de Enrique Peña Nieto y sus políticos de oficio”.

Comentarios