Pese a mayor población, IEEM rechaza actualizar la integración de ayuntamientos para 2018

viernes, 13 de octubre de 2017
TOLUCA, Edomex. (apro).- El Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) rechazó actualizar la integración de los ayuntamientos para la contienda de 2018 con base en la Encuesta Intercensal 2015, de tal manera que dispondrán con los mismos espacios de 2010, pese al crecimiento poblacional que han experimentado desde entonces. El partido Morena advirtió que, con la negativa, durante la contienda de ayuntamientos del año próximo quedarán subrepresentados al menos seis municipios: Acolman, Almoloya de Juárez, Atizapán de Zaragoza, Ixtlahuaca, Tultepec y Tultitlán. “Es preocupante porque se están quedando en el rezago; el Estado de México es el que más movimientos migratorios internos tiene, lo que se traduce en cambios bruscos, y con esta negativa (los consejeros) impiden que estén representados debidamente los ciudadanos”, manifestó Ricardo Moreno, representante de ese instituto político. El morenista adelantó que su partido valora la posibilidad de entablar una denuncia en el Senado en contra de los integrantes del Consejo General del IEEM por irresponsabilidad y desacato a la Constitución General de la Republica que, en su artículo 26, obliga a las entidades a mantener actualizada su información poblacional para la correcta planeación democrática. Los criterios poblaciones más actuales, indicó, fueron recabados a través de la Encuesta Intercensal 2015 levantada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de tal manera que cuando los consejeros insisten en determinar la representatividad electoral con base en el Censo Nacional de Población y Vivienda 2010, apuestan a mantener la vida democrática de la entidad bajo las mismas condiciones y criterios de hace varios años. Además, prosiguió, la representatividad se mantendrá inamovible hasta la elección de 2021 (cuando se den a conocer los resultados del nuevo Censo), con el objetivo de garantizar “indebidamente equilibrios artificiales y una composición política en favor del PRI en los cabildos mexiquenses”. La misma medida retardatoria, recordó, ocurrió durante 25 años con la redistritación, que sólo fue posible mediante una reforma que otorgó esa facultad al Instituto Nacional Electoral (INE). No obstante, destacó, en ese intento los consejeros incurren en una conducta grave que dejará abierta la posibilidad para que los municipios afectados incluso promuevan acciones de inconstitucionalidad contra el acuerdo. Pedro Zamudio, presidente del IEEM, justificó que la Encuesta Intercensal no ofrece estadísticas firmes ni certeras, en virtud de que refiere rangos de población, pero no cifras precisas. El consejero electoral rechazó que la decisión del Consejo responda a la “línea política” de algún actor, y esgrimió que el censo aporta certeza al número de habitantes de cada demarcación. En todo caso, dijo, los inconformes pueden recurrir la decisión ante las instancias jurisdiccionales correspondientes y, “si les dan la razón, haremos una modificación”. El consejero Francisco Bello arguyó que el tamaño de la muestra es un elemento importante para validar la certeza de un ejercicio; la muestra, indicó, es mayor en un censo que en una encuesta y resulta más confiable. La consejera Daniela Durán recordó que el artículo 117 de la Constitución local apenas obliga a actualizar el número de integrantes de cabildo conforme a la población municipal, por lo que es necesario remitirse al artículo 26, apartado B de la Constitución federal, en el que si bien se reconocen como válidas, fidedignas y confiables las encuestas intercensales del Inegi, desde su punto de vista la de 2010, apegada al censo, tiene mayor exhaustividad. El consejero Miguel Ángel García recordó que el acuerdo del INE para la redistritación tomó como base el número de habitantes en los municipios, y este dato, según criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), se obtuvo del último Censo General de Población. El acuerdo fue aprobado por mayoría de seis votos. En contra sólo se pronunció la consejera Sandra López Bringas, quien aseguró que la Encuesta Intercensal 2015 también tiene bases científicas, y es lo mismo de válida que un censo.

Comentarios