Congreso de NL aprueba restringir la circulación de vehículos foráneos en 'horas pico”

miércoles, 18 de octubre de 2017
MONTERREY, NL. (apro).- El Congreso local aprobó reformas a la Ley del Instituto de Control Vehicular para restringir la circulación, en “horas pico”, de vehículos foráneos, cuyos propietarios deberán registrar las unidades para evitar infracciones. Con votación dividida, se aprobó la propuesta por la que, a partir del año entrante, en fecha aún por establecer, no podrán circular sin autorización por el área metropolitana de Monterrey vehículos de hasta 15 pasajeros que no cuenten con placas de circulación de Nuevo León, en horario de 6:30 a 9:30 y de 18:00 a 20:00 horas. Según esta reforma, por la que se adicionó el artículo 21 Bis de la Ley del ICV, los conductores que requieran desplazarse en los horarios señalados deberán solicitar vía electrónica una tarjeta especial de circulación de vehículos foráneos, documento de expedición gratuita, que tendrá vigencia de hasta 90 días y se expedirá en términos que señale la reglamentación correspondiente que emitirá el instituto en la materia. Los diputados establecieron en el decreto que la vigencia de la tarjeta podrá autorizarse hasta por un año, en caso de que las visitas sean frecuentes y el conductor puede justificarlo. “Lo anterior sin perjuicio de los controles y demás regulación en la materia que establezcan las autoridades estatales y municipales en el ámbito de su respectiva competencia”, señala la ley. El dictamen fue presentado el pasado 21 de junio por Homero Cantú, subsecretario de Asuntos Jurídicos y Atención Ciudadana de la Secretaría General de Gobierno, por disposición del gobernador Jaime Rodríguez. Fue el diputado Felipe Hernández el encargado de presentar el dictamen hoy en el pleno del Congreso, donde fue aprobado con 28 votos a favor. La propuesta inicial, que fue desechada, pretendía aplicar un cobro de 320 pesos a los propietarios de unidades con placas de otras entidades federativas. El propósito principal de la creación de este padrón es el de registrar los autos procedentes del exterior, principalmente de Tamaulipas que, con frecuencia, son utilizados por delincuentes para incurrir en ilícitos en Nuevo León. Cuando fue presentada la enmienda de ley, el secretario general de Gobierno, Manuel González, expuso que la iniciativa carecía de fines recaudatorios, y buscaba únicamente incrementar las condiciones de seguridad en la entidad, y también disminuir la contaminación en la zona metropolitana. “Tenemos mucho riesgo de que muchos de los vehículos que se internan hacia el estado vengan de estas fronteras que tienen periodos y tiempos de crisis en materia de delincuencia e incidencia delictiva, como Reynosa y otras ciudades fronterizas”, alertó. Nuevo León actualmente cuenta con un padrón vehicular cercano a los 2 millones de vehículos, de los que 140 mil circulan con placas foráneas. De éstos, 42 mil son de paso y 98 mil transitan permanentemente por la entidad, explicó González.

Comentarios