Trabajadores de hospital en Jalisco denuncian carencias; 'no hay papel higiénico, no sirven los baños”, dicen

lunes, 30 de octubre de 2017
GUADALAJARA, Jal. (apro).- Un grupo de trabajadores de diferentes áreas del Hospital General de Occidente –conocido popularmente como Zoquipan– se manifestó en la entrada del nosocomio para exigir el pago de su aumento salarial de 5.7% retroactivo desde mayo a la fecha, así como un bono por mil 300 pesos que se entrega a final de septiembre. Asimismo, se quejaron de la falta de insumos para realizar sus actividades. El total de afectados con la falta de pago serían alrededor de 600, de éstos 264 son de Zoquipan, incluidos los asignados al Seguro Popular. Los inconformes presentes en la manifestación sostuvieron que laboran bajo la carencia de insumos desde hace dos años, y que para prestar el servicio, en especial a los usuarios del Seguro Popular “a veces sacamos de nuestro bolsillo para poder atender al paciente, porque no hay papel higiénico, no sirven los baños, solamente hay un baño para toda el área de la consulta externa, trabajamos a veces insalubremente y a veces no tienen para operar los médicos”,  comentó Miriam Rivero quien está en el área de laboratorio. El cirujano pediatra, Antonio Francisco Gallardo Meza, corroboró lo dicho por Rivero de que hoy hubo retrasos en operaciones. “No había bultos quirúrgicos y venimos empezando la primera cirugía como a las 11:00 de la mañana. Esto genera, un atraso y cancelación de cirugías. Gente que viene de fuera, que se quedó internada desde ayer para poderse operar, tenemos que darle la cara, y decirle, perdone usted no tenemos con qué operarlo y se tienen que dar de alta”. Refirió que anteriormente se realizaban entre cinco y ocho cirugías por semana, ahora bajó a una. Gallardo Meza también mencionó que no hay dinero para personal cubreincidencias. “Tenemos 15 días con la sala de cirugía pediátrica cancelada porque no hay quién cubra a los anestesiólogos que nos tienen que dar. Eso genera un atraso de seis, siete, ocho meses de cirugías”, lamentó. Miriam Rivero agregó que en el laboratorio los fines de semana “nada más habemos (sic)  cinco personas para atender a 150 de lo que es el área de consulta externa, el área de urgencias, y piso, y ha habido quejas de los pacientes que vienen temprano, con un ayuno prolongado y se nos han descompensado. No hay personal que pueda estar con la rapidez y agilidad que quizás la hay entre semana porque no hay ‘cubreincidencias, porque no hay presupuesto para poder contratar”, añadió. El personal de intendencia se quejó de no contar con guantes, ni bolsas para los desechos, ni jabón, por lo que tienen que comprar el material con su sueldo. María Luisa Claudio García, quien labora en jornada acumulada señaló que, a la falta de medicamentos e insumos, se añade la del personal. “Hay veces que el piso de ginecología son tres enfermeras para todo el piso que está lleno”. Asevera que en el Zoquipan hay un déficit de 520 enfermeras y 200 médicos. Dentro del nosocomio, a una parte del personal se le paga mediante recursos federales y a otra parte con estatales, a los primeros ya se les dio su incremento salarial retroactivo y su bono, por lo que la enfermera Berenice Vázquez considera que a los empleados que dependen de Jalisco son tratados como de segunda categoría, y pide que exista igualdad. Recordó que su líder sindical de la sección 28, José Ramírez habló previo a la salida del ahora exsecretario de salud, Antonio Cruces Mada, les aseguró que recibirían su aumento el 15 de octubre, pero no fue así, después se les dijo que sería hoy. De nueva cuenta la autoridad estatal incumplió. A los que dependen de la nómina federal, se les pagó hace 15 días su retroactivo y el aumento. La justificación En entrevista con Apro, el director general del Hospital de Zoquipan, Miguel Ángel Van Dick acepta que la Secretaría de Salud tiene una deuda con los trabajadores y “su reclamo es justo, son sus prestaciones, son sus derechos”. Con relación a la carencia de insumos el director comentó: “Reconozco que ha habido ocasiones en que nos han faltado algunas cosas para poder cumplir al 100% nuestro trabajo, pero en este momento está regularizado (…) tenemos medicamentos, material de curación, cierto es que hace algunos días faltaron unas cosas, pero no se ha detenido el funcionamiento del hospital”. Aceptó la falla en los sanitarios, pero sostuvo que fueron reparados y de nuevo se robaron algunos tubos que impiden su funcionamiento.  Se comprometió a comprar otra vez las piezas faltantes. Del retraso en las cirugías programadas culpó al proveedor que entregó “bultos” equivocados y de mala calidad. Respecto al poco personal que labora en el laboratorio dijo que se realizan un millón 700 mil estudios por año, cuando anteriormente se hacían 500 a 600 mil. “Si hay colas (largas filas) es porque somos un centro donde todos los demás centros de salud los envían a nosotros (…) el equipo nos permitió aumentar el número de estudios (…) pero no incrementamos el personal porque teóricamente no era necesario”, justificó.  Al final admitió que sí falta personal. Adelantó que entregará un diagnóstico al recién nombrado secretario de salud, Alfonso Petersen Farah, sobre el funcionamiento del Zoquipan que actualmente tiene cuatro divisiones con 50 subespecialidades. Su propuesta será que se dedique solo a la atención de partos. “Dentro de las conclusiones que nosotros le presentaremos es la necesidad de abrir lo más pronto posible el hospital de Geriatría para poder desahogar muchas de las funciones que aquí tenemos, porque este hospital ya está saturado, ya dio lo que tenía quedar, entonces allá hay un área de oportunidad (…) sería hacer una torre con 10 niveles”, mencionó Van Dick.  

Comentarios