Mi hijo quería reunirse con su mamá en EU pero policías lo mataron, acusa padre de niño hondureño

miércoles, 15 de noviembre de 2017
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El niño hondureño migrante de 10 años asesinado a tiros durante una persecución en la que viajaba junto a unos 40 centroamericanos el pasado sábado por la noche, quería llegar a Estados Unidos para reunirse con su madre, quien pagó para que lo llevaran a su lado a vivir juntos el sueño americano. Así lo confirmó su padre, Juan Ramón Cardoza, quien desde el barrio San Isidro, Tocoa, Honduras, habló para señalar que ni él ni su madre viajaban con Oscar Ramón Cardoza Sevilla, de 10 años, quien recibió un tiro en la cabeza y fue hospitalizado de emergencia en el Hospital Chiapas Nos Une Doctor Jesús Gilberto Gómez Maza, donde falleció pasada las 24 horas del domingo 12. El padre responsabilizó a policías del ataque, que, según la versión oficial, fue perpetrado por un grupo armado con la finalidad de “levantarlos”. Oscar Ramón viajaba con su hermana y una tía, hermana de su mamá. Intentaron obtener una visa en la embajada de Estados Unidos para poder viajar de forma segura y legal hacia Estados Unidos. Sin embargo, al ser negado dicho documento, la madre decidió que sus hijos viajaran de forma ilegal viajando durante varios días por territorio guatemalteco y mexicano. En un inicio se dijo que el menor viajaba con su padre y su madre pero ahora se sabe que no. El pequeño migrante dejó la escuela y se embarcó en la travesía, su tía y su hermana quedaron varadas en un albergue de Tapachula, según dijo Juan Ramón Cardoza, quien dio detalles al reportero Wences Canales del Canal 50 de Honduras. Dijo que no era la primera vez que su hijo intentaba llegar a Estados Unidos desde que su madre decidió llevarlo. El pasado mes de septiembre, Oscar Ramón lo intentó por vez primera, pero fue deportado. Señaló que testimonios de los sobrevivientes le han referido que el camión con redilas en el que viajaban todos los migrantes, que fue perseguido y atacado a tiros cerca de la comunidad 5 de mayo y Estación Chontalpa en el municipio de Huimanguillo, Tabasco, fue baleado “por policías”. “Sí eran policías, eso me dijeron, que era una patrulla con torreta, y los que les dispararon llevaban uniformes azules como el de los federales”, dijo el padre del niño asesinado quien ahora espera su cuerpo para darle sepultura. [caption id="attachment_511201" align="alignnone" width="720"]Juan Ramón Cardoza, padre del pequeño Oscar Ramón Juan Ramón Cardoza, padre del pequeño Oscar Ramón[/caption] Según la versión oficial del Instituto Nacional de Migración (INM), agentes del Grupo Beta atendieron a una mujer hondureña y un menor guatemalteco que resultaron gravemente heridos al haber sido atacados, junto con otros 40 migrantes, “por un grupo armado” en el tramo carretero Malpaso-Las Choapas, Veracruz. La versión oficial del INM refiere que el sábado pasado los migrantes que transitaban por la carretera Malpaso-Las Choapas, fueron perseguidos por un vehículo que trataba de darles alcance. Al no conseguirlo, los atacantes detonaron sus armas de fuego dejando a una mujer hondureña de 36 años herida con tres impactos de bala y a dos personas más sin vida, un adulto en el lugar del suceso y un menor de 10 años de edad, quien falleció en el hospital. Tras los hechos, el Grupo Beta ayudó y auxilió a las víctimas, quienes posteriormente fueron trasladadas al Hospital Gómez Maza con sede en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, para ser atendidas. El INM llevó a cabo la comunicación con los Consulados de Guatemala y Honduras, para informar sobre su situación y dar inmediata asistencia a sus familiares, señala la versión oficial. Sin embargo, el activista y defensor de los derechos humanos de los migrantes, Rubén Figueroa, miembro del Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM), no cree la versión de que fue un grupo armado y cree que tras el ataque están cuerpos policiacos que extorsionan a traficantes de personas en la región. Figueroa ha pedido a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que indague los hechos, que recoja los testimonios de todos los sobrevivientes y se hagan pruebas de balística para dar con los verdaderos responsables.

Comentarios