A penales federales, otros 50 reos peligrosos del Edomex

domingo, 26 de noviembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El gobierno del Estado de México realizó un traslado de 50 reos con un alto perfil criminológico a centros de readaptación social federales. Este es el segundo traslado masivo que la Dirección General de Prevención y Reinserción Social (DGPRS) realiza, con un total de 99 internos que han sido enviados a Ceferesos. Las 50 personas privadas de la libertad procedentes de 11 Centros de Prevención y Reinserción Social del Estado de México, fueron reubicadas en los Centros Federales de Readaptación Social de Veracruz, Guanajuato, Oaxaca, Durango y Michoacán. La Secretaría de Seguridad Pública del Estado de México precisó que en el operativo de traslado participaron 326 elementos y 56 vehículos de diferentes corporaciones. Se dio a conocer que el protocolo de traslado se realizó con apego a derechos humanos de los reclusos sentenciados y procesados por delitos de alto impacto como son delincuencia organizada, homicidio, extorsión y secuestro. Con estas acciones se pretende fortalecer los mecanismos de control y seguimiento en los centros penitenciarios de la entidad, a fin de evitar las frecuentes colusiones de células delincuenciales y prevenir posibles disturbios. Apenas el pasado 7 de noviembre, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación M-6/2017 al gobernador Alfredo del Mazo para solicitarle atender los problemas de tortura y maltrato a los internos, autogobierno, instalaciones, sobrepoblación, hacinamiento, alimentación, prevención y violencia al interior de las cárceles del Estado de México.

Comentarios