Competidores priistas cierran filas con Sahuí en su registro; Ivonne Ortega, la gran ausente

sábado, 23 de diciembre de 2017
MÉRIDA, Yuc. (proceso.com.mx).- Mauricio Sahuí Rivero acudió este sábado a la “Casa del Pueblo”, como se denomina a la sede estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), para solicitar su registro como precandidato “de unidad” a la gubernatura.             El exsecretario estatal de Desarrollo Social llegó minutos antes de las 11 de la mañana al recinto priista, atestado por miles de militantes que lo esperaban para recibirlo a ritmo de batucada. Ahí también lo esperaban su esposa Yamile Segui Isaac y sus tres hijos: Mauricio, Emiliano y Sebastián, así como sus padres y hermanos y la esposa del gobernador Rolando Zapata Bello, Sara Blancarte. En su registro ante la comisión estatal de asuntos internos del PRI, que preside Juan José Abraham Achach, Mauricio Sahuí estuvo acompañado por los otros siete priistas que aspiraban a la postulación: Los diputados federales Jorge Carlos Ramírez Marín, presidente de la Cámara de Diputados; Pablo Gamboa Miner, hijo del coordinador de la bancada priista en el Senado, Emilio Gamboa Patrón; Felipe Cervera Hernández, hijo y primo de los exgobernadores Víctor Cervera Pacheco e Ivonne Ortega Pacheco, y Liborio Vidal. También Roberto Rodríguez Asaf y Víctor Caballero Durán, secretarios de Gobierno y de Educación, y Carlos Berlín Montero, delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).             En su discurso, el aspirante priista les reconoció su trayectoria política y les agradeció su apoyo para su candidatura.             En el evento, que encabezó el presidente estatal del PRI, Carlos Sobrino Argáez, dijo a la militancia que es como ellos y uno más de ellos y aseguró que siempre se lo recordarán “para tener los pies y el oído bien pegados al suelo, muy cerca de las voces ciudadanas y el corazón latiendo para sensibilizarlo y que la tarea de gobierno se convierta en un Yucatán más próspero”. “Yucatán hoy tiene una senda que está marcada por el éxito que va hacia arriba, el trabajo de Rolando Zapata Bello le ha dado certeza a Yucatán y nuestra entidad no merece perder la ruta, por el cariño que le tenemos, queremos que nuestras familias tengan la garantía que el día de mañana van a seguir viviendo en un estado en donde esa tranquilidad, armonía y oportunidades para progresar, no se van a perder”, destacó.             La gran ausente fue la cuestionada exgobernadora Ivonne Ortega, de quien el precandidato públicamente ha intentado desmarcarse, pues su postulación fue interpretada como resultado de una presunta negociación entre ella y el presidente Enrique Peña Nieto, para desistiera de su intención de disputar a José Antonio Meade la candidatura presidencial y se alineara en torno a él.   

Comentarios