A 38 días de su apertura, desalojan Acuario de Mazatlán por ruptura de acrílico (Video)

jueves, 2 de febrero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El tiburonario del Acuario Mazatlán duró en operaciones apenas 38 días, pues ayer por la tarde una fisura en uno de los acrílicos de la pecera inundó el interior por lo que cientos de trabajadores fueron evacuados. De acuerdo con información del diario El Debate, el inmueble tardó seis años de trabajo y una inversión de casi 80 millones de pesos. Al momento del incidente, no se registraban turistas en el lugar, pues las actividades ya habían concluido, ya eran más de las 18:00 horas. Milay Quintero, directora general del Acuario, aseguró a El Debate que no se reportaron personas heridas y que los especímenes en exhibición no resultaron afectados, ya que estos fueron canalizados a otras peceras adyacentes para su resguardo. La fisura fue detectada en uno de los acrílicos de los túneles panorámicos. Las gráficas que se tienen del hecho muestran una línea abierta de al menos metro y medio de longitud que provocó una cascada de agua salina. La sala principal del nuevo recinto se anegó en cuestión de minutos, lo que hizo que se emitiera una alarma al resto de las áreas del Acuario. La orden para los empleados fue desalojar de inmediato el edificio para evitar riesgos mayores que pudieran representar el colapso total del acrílico, dice El Debate. Personal administrativo, guías, biólogos y operativo apenas tuvieron tiempo de tomar sus pertenencias y dejar el edificio. Los cuerpos de emergencia fueron alertados de la situación y se empezó a drenar de manera emergente el estanque principal, cuya capacidad es de 623 mil 584 galones. El flujo anegó el estacionamiento del inmueble y algunas zonas de la intersección que hacen la avenida De Los Deportes y Cruz Lizárraga. El agua era vertida a canales que conducen a una de las secciones de la laguna El Camarón, que a su vez forma parte del Bosque de la ciudad. La Policía Municipal implementó un operativo para desviar la circulación vehicular por las calles aledañas y permitir a por lo menos cinco camiones de bombeo de la Jumapam realizar los trabajos de emergencia. Luego de un recorrido de inspección encabezado por el alcalde de Mazatlán, Fernando Pucheta Sánchez; y el director de Protección Civil, Óscar Osuna; se anunció la clausura del tiburonario. Osuna refirió que el nuevo recinto no será reabierto hasta que garantice las condiciones óptimas de operatividad y de seguridad para los visitantes. Al culminar la inspección, el presidente municipal calificó el daño en la pecera como “muy grave”. Pucheta Sánchez aseguró que se harán las investigaciones pertinentes y se fincarán responsabilidades administrativas, jurídicas o penales a los responsables. “Gracias a Dios no hubo desgracias personales qué lamentar, sin embargo, les garantizamos a ustedes que esta administración hará lo conducente para fincar responsabilidades a todo aquel que las tenga en esta obra, que sin duda alguna presenta una situación lamentable”, declaró el munícipe ante representantes de los medios de comunicación. Durante la inspección, a Pucheta Sánchez se le vio molesto, en llamadas telefónicas continuas y discusiones con personal de Protección Civil. El secretario del Ayuntamiento, José Bouciéguez Lizárraga, advirtió que se hará un análisis del proyecto del tiburonario para establecer la posibilidad de interponer una denuncia en contra de quien resulte responsable por las fallas en su construcción y la calidad de obra. Las sanciones pueden ser económicas, administrativas e incluso penales, advirtió. El tiburonario de Mazatlán arrastra una densa historia de irregularidades, omisiones, incapacidad técnica y recursos no comprobables sobre los que el gobierno Estatal y Municipal del puerto. Seis años han pasado y una inversión de casi 80 millones de pesos en la construcción de este recinto que abrió a finales de diciembre con una operatividad del 60 por ciento. Acuario celebró la inauguración del tiburonario el 25 de diciembre como el más nuevo espacio que permitiría diversificar la oferta turística de Mazatlán con el tiburonario más grande de México y Latinoamérica.

Comentarios