Amparada, esposa de Rodrigo Medina comparece ante la Subprocuraduría Anticorrupción

jueves, 2 de febrero de 2017
MONTERREY, NL (apro).- Gretta Salinas, esposa del exgobernador Rodrigo Medina, acudió esta mañana amparada a la Subprocuraduría Anticorrupción con el fin de cumplir con la cita que tiene con autoridades ministeriales para declarar sobre el presunto incremento patrimonial del político priista. Quien fuera presidenta del Sistema Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en la entidad en el pasado sexenio, y que ahora se encuentra en calidad de investigada, dijo que acudía tranquila a la comparecencia, pues ella era la primera interesada en esclarecer el origen de los bienes de la familia; además, buscaba aclarar señalamientos de la Fiscalía estatal por una demanda de enriquecimiento inexplicable que habría encontrado la Contraloría. “Créanme que soy la principal interesada en que todo se esclarezca, no sólo para que la autoridad pueda aclarar sus dudas. Siento que tengo un compromiso con el estado de Nuevo León, al cual serví durante seis años, y créanme que la principal interesada en que todo se lleve a cabo y que la gente aclare sus dudas y la autoridad, soy yo”, justificó Salinas Margáin. La exprimera dama nuevoleonesa en el sexenio 2009-2015 reiteró que estará disponible cuando la Fiscalía la requiera y aportará toda la información que tenga para respaldar la investigación. “Es un proceso que hay que seguir y ser respetuosos de las instituciones. Tanto mi esposo Rodrigo y yo hemos sido mucho muy respetuosos y aquí estamos para aclarar las dudas. No nos vamos a ir a ningún lado, aquí vamos a estar”, afirmó antes de ingresar a conocer el contenido de la investigación en la que es involucrada. Fue Medina de la Cruz quien llegó de la mano de su cónyuge a las oficinas de la Subprocuraduría, en el centro de la ciudad, el que dijo que acudían protegidos por la justicia federal, para evitar ser detenidos. “Yo tengo una suspensión. Ustedes lo saben y hemos tramitado algunos amparos ante el Poder Judicial Federal, eso existe y subsiste y los juicios se llevan a cabo, pero lo importante es que estamos ante la Subprocuraduría Anticorrupción atendiendo su llamado. “Hay suspensiones por los dos, que se están llevando a cabo, que se llevan en otra esfera, que es el Poder Judicial Federal, y lo que es importante es que acudimos a responder los cuestionamientos. Si hay dudas y preguntas sobre cómo se conformó nuestro patrimonio, lo vamos a esclarecer”, dijo el mandatario quien estuvo acompañado del abogado de ambos, Javier Flores. El priista señaló que tienen “toda la tranquilidad del mundo y la paz interior”, pues no han incurrido en algún delito. Al salir de la diligencia, luego de más de dos horas, el representante legal dijo que su clienta fue interrogada con una serie de preguntas que responderán por escrito en un lapso de 15 días. El cuestionario es similar al que entregaron a Rodrigo Medina y a su padre Humberto Medina sobre el incremento patrimonial del que gozó el exgobernador. Por su parte, Salinas dijo que se retiraba sin preocupaciones. “Me voy tranquila y llegué tranquila. Visito Nuevo León y mi familia una o dos veces al mes, traigo a mis hijos. En ocasiones nos acompaña mi marido, y otras veces, por su trabajo, no lo puede hacer”. Se refirió a la casa de Las Misiones, en el municipio de Santiago, que Medina le regaló, poniéndola a su nombre antes de dejar la gubernatura y que, de acuerdo con fuentes de la localidad, está valuada en 20 millones de pesos. “Siempre que vengo estoy tranquila y más me voy a quedar cuando este tema se aclare, y la gente pueda tener la seguridad de que la propiedad que tenemos en común, que es nuestro hogar, y nos sentimos muy orgullosos de haberla adquirido, se compró como debió haber sido y todo estará perfectamente bien detallado. “Ojalá esto siente precedente para que en un futuro yo y todas las primeras damas podamos ser investigadas y que la gente se quede tranquila. Entre más colaboremos, la gente podrá tener la seguridad de que todo está en orden”, atajó la investigada antes de dejar el lugar. Por su parte, el fiscal anticorrupción Ernesto Canales, quien se retiró minutos antes de la llegada de los Medina, dijo que los amparos que éstos han promovido son sólo argucias legales que dilatan el proceso pues, al final, terminarán siendo procesados y tendrán que enfrentar a la justicia.

Comentarios