El Bronco pide no ir a Estados Unidos como protesta contra Trump

jueves, 2 de febrero de 2017
MONTERREY, NL (apro).- El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, pidió a la ciudadanía dejar de ir a Estados Unidos, como protesta por las políticas antimexicanas impuestas por el presidente Donald Trump. El Bronco afirmó que este veto a la vecina nación del norte sería más efectivo que boicotear productos de empresas transnacionales establecidas en México, pues dijo, eso puede afectar el trabajo de miles de compatriotas. “Hay mucha gente que vive y trabaja de las empresas americanas. Mucha gente trabaja en Walmart, Sams, en automercados y que son mexicanos. No creo que debamos arriesgarnos a que esa gente deje de vender. Lo que sí sería bueno es que ya no vayamos a Estados Unidos. Eso es algo que vale la pena”, dijo. Si los mexicanos dejan de acudir a los establecimientos originarios de Estados Unidos instalados en el país, le generan un daño a los empleados de aquí, que podrían quedarse desocupados, reiteró el mandatario. “No hay que boicotear a ninguna empresa aquí en México. Ellas tienen empleados mexicanos, sería generarle más conflictos a la sociedad mexicana. Sería mejor que no vayamos a Estados Unidos a gastarnos el dinero que no tenemos”, expuso en gira de trabajo por el municipio de Los Ramones. El Bronco consideró que el fomento al consumo interno es la mejor solución para capitalizar las disposiciones recientes de Donald Trump, que incluyen exclusión de México del Tratado de Libre Comercio y la pretendida construcción de un muro fronterizo para frenar la emigración procedente del sur del continente. “Es mejor que promocionemos que la gente compre en México en las tiendas y mercados que ya están aquí. Por ejemplo, Walmart tiene 150 mil empleados en México. Sams debe tener un número por ahí. Todos esos negocios en México tienen contratados a miles de mexicanos. Sería poner en riesgo a esa gente y no creo que valga la pena”, añadió. Nuevo León es un estado fronterizo con Texas. Tradicionalmente, cada fin de semana miles de residentes acudían a centros comerciales de McAllen y Laredo, ubicados a unos 200 kilómetros de distancia. Sin embargo, con el incremento del dólar y las expresiones intimidatorias del presidente de Estados Unidos, los consumidores han reducido considerablemente sus viajes más allá de la frontera mexicana.

Comentarios