Simulación de contratos, pago a aviadores… entre las nueve denuncias contra exalcalde de San Miguel de Allende

lunes, 20 de febrero de 2017
SAN MIGUEL DE ALLENDE, Gto. (apro).- El gobierno municipal panista interpuso nueve denuncias penales por diversos delitos presuntamente cometidos por la administración del exalcalde Mauricio Trejo Pureco, quien gobernó esta ciudad de 2012 a 2015 por la alianza PRI-PVEM, y que representan en conjunto un posible daño al erario por 27.5 millones de pesos. Este es un primer paquete de denuncias que incluyen simulación de contratos y pago de servicios a empresas propiedad del exedil y su familia; pago de “aviadores” en la nómina municipal que en realidad laboraban para empresas de Trejo Pureco, así como el pago de proyectos que en realidad fueron copiados de otros que ya habían sido encargados por anteriores gestiones. “Se cometieron fraudes, hay un proyecto que se cobra en un millón 208 mil pesos para mejorar imagen urbana de la salida a Celaya, y que es exactamente igual al que una administración anterior ya había pagado; sólo copiaron y pegaron y cambiaron el logotipo de la administración, lo cual es escandaloso”, aseveró el alcalde panista Ricardo Villarreal. Villarreal García expuso que estas denuncias son el resultado de revisiones efectuadas por la Contraloría municipal y por la Auditoría Superior del Estado, órgano que efectuó una auditoría cuyos resultados derivarían a su vez en otro paquete de denuncias, lo que será sometido en los próximos días al pleno del Congreso local. También señaló que ya se están preparando otras 14 denuncias por anomalías similares, de las que responsabilizó al entonces alcalde Mauricio Trejo. “La gente vota por el presidente municipal, él nombra a sus colaboradores; manejaba la presidencia municipal como si fuera un negocio particular… hay que seguir el rastro del dinero”, señaló. Al detallar las presuntas irregularidades detectadas, Villarreal dio a conocer que se encontraron por lo menos cuatro personas que supuestamente prestaron servicios al municipio y cobraron en la nómina del mismo durante la gestión de Mauricio Trejo, pero en realidad eran empleados de los negocios particulares de éste, como es el caso de Diego Arturo García Barrera, quien fungía como guardia de seguridad en el antro El Grito, propiedad de Trejo, al tiempo que cobraba en la nómina del gobierno municipal. Esto fue posible de saberse luego de que García Barrera demandó al municipio y a la empresa del exalcalde cuando fue despedido por éste, y en sus declaraciones ante la Junta de Conciliación admitió que aunque cobraba en la presidencia municipal, nunca trabajó en dicha instancia sino en el bar de Mauricio Trejo, cobrando 400 pesos diarios. El 29 de octubre de 2012, a unos días de que iniciara la gestión de Trejo Pureco, se hizo un contrato con Grupo Empresarial Publicitario SMA SA de CV por un mes y un monto de 211 mil pesos para relaciones públicas, eventos, marketing, publicidad y eventos, sin que se encontrara ningún entregable o evidencia de cuáles fueron los servicios que supuestamente prestó esa firma. La relación con dicha empresa se extendió por más tiempo, hasta alcanzar un monto de 3.5 millones de pesos en total. Incluso, se encontraron órdenes de pago firmadas por el entonces tesorero Jaime Cirilo Labrada, por un total de 970 mil pesos, sin que se acreditara qué servicio se estaba pagando, aparte de un contrato firmado por éste que amparó un monto de 974 mil 400 pesos, en tres órdenes de pago supuestamente justificados con cintillos publicitarios de un canal de televisión, mismo que negó haber realizado algún contrato o convenio ni haber recibido dichos pagos. El domicilio fiscal de la referida empresa corresponde a un inmueble propiedad de Mauricio Trejo García, padre del exalcalde Trejo Pureco, y como uno de sus representantes legales fungía quien entonces era titular de la Dirección de la Juventud, Alan Romo Golf, también dirigente municipal del PVEM. Otros contratos que forman parte del paquete de denuncias es el que se efectuó con la empresa Proyectos y desarrollos EDJOSA, constituida en el 2014 y con un domicilio fiscal falso, para la adquisición de luminarias. EDJOSA supuestamente ofreció otros diversos servicios al municipio, cobrando en total contratos por más de 33 millones de pesos. “Hacía de todo, vendía luminarias, hacía obra pública, hacía proyectos”, dijo Ricardo Villarreal. Como representante legal de esta empresa se presentó el contador Francisco Alejandro Bustamante Ayala, quien presta servicios al exalcalde Mauricio Trejo Pureco y cuyo nombre también figura en el Grupo Empresarial Publicitario SMA. Dos contratos para la compra de luminarias fueron acordados con esa empresa a cambio de un pago total de 20 millones 590 mil pesos en dos partes. Estas asignaciones requerían de una convocatoria para una licitación nacional y la intervención del Comité de Adquisiciones, debido a los montos a pagar, lo que no se realizó, según el alcalde Villarreal García. Al investigar el proceso de compra de las luminarias, los peritos encontraron que éstas se adquirieron a un sobreprecio de más de 50%, por lo que se estimó un daño de 7 millones 366 mil pesos al erario municipal. Encima de todo, el titular de Servicios Municipales testificó ante la Auditoría Superior del Estado (ASEG) que él nunca recibió una sola luminaria, pero firmó de recibido porque “fue presionado por sus superiores”. Hay 79 procedimientos administrativos abiertos contra funcionarios y exfuncionarios por estos casos. Exalcalde se defiende Unos minutos después, en otro punto de la ciudad, el exalcalde Mauricio Trejo Pureco salió a responder a los señalamientos hechos por Ricardo Villarreal. Acompañado por algunos de sus colaboradores durante su gestión, entre ellos el extesorero, Trejo Pureco señaló que en su momento el Órgano de Fiscalización Superior (actualmente Auditoría Superior del Estado) no le hizo observaciones a las cuentas públicas con respecto de las empresas que fueron señaladas como fraudulentas. El exedil sostuvo que todas las empresas que prestaron servicios a su administración son legales y pagan impuestos, que todos los servicios contratados y obras fueron cumplidos y realizados, aunque se negó a contestar por qué contrató a la empresa publicitaria propiedad de su familia y en la que participaba también el exdirector del Instituto de la Juventud. “El alcalde Villarreal miente al señalar que hubo empresas fantasma porque todas las empresas que se contrataron en la administración 2012-2015 hicieron todos los trabajos, y fui personalmente yo quien ordenó (sic) una auditoría integral al Congreso. “(Villarreal) es un tipo mentiroso e irresponsable. Si quiere agarrarse de la silla otros tres años, que la juegue bien, pero no colgarse de falsas acusaciones. Serán las autoridades las que desahoguen todas las pruebas, todavía no empiezan y ya está hablando de fraude, es muy mañoso”, concluyó Trejo Pureco.  

Comentarios