Hubo fosas clandestinas en uno de cada cinco municipios de Veracruz: FGE

martes, 21 de marzo de 2017
VERACRUZ, Ver. (apro).- Una radiografía de inhumaciones ilícitas en Veracruz durante el sexenio del priista Javier Duarte de Ochoa, prófugo de la justicia desde hace más de 150 días, ilustra que en 43 ciudades de la entidad se detectaron fosas clandestinas. El mapeo de dichas fosas, elaborado por la actual Fiscalía General del Estado (FGE), ilustra que el crimen organizado tenía cementerios clandestinos en todas las regiones de Veracruz, el Totonacapan, la Huasteca, los Tuxtlas, la región Olmeca y las periferias de las grandes ciudades. El listado detalla las siguientes ciudades: Pueblo Viejo, Veracruz, Oluta, Ixmatlahuacan, Perote, Misantla, Teocelo, Coatepec, Emiliano Zapata, Tuxpan, Papantla, Acayucan, Jáltipan, Nanchital, Chinameca, Cosoleacaque, Minatitlán, Coatzacoalcos, Agua Dulce, Lerdo de Tejada, Rodríguez Clara, Isla, Alto Lucero. Además, en Alvarado, Chontla, Moloacán, Oteapan, Tres Valles, Carlos A. Carrillo, Tihuatlán, Las Choapas, Soconusco, Mecayapan, Chicalpextle, Cosamaloapan, Chacaltianguis, Castillo de Teayo, Tampico Alto, Texistepec, Tlacotalpan, Ixtaczoquitlán, Córdoba y San Rafael. El fiscal, Jorge Winckler Ortiz, señala que en estás 43 inhumaciones se encontraron 225 cuerpos, sin tomar en cuenta los hallazgos de Colinas de Santa Fe, donde sólo han sido identificados dos cuerpos y existe un número indeterminado de éstos. Un parámetro de referencia –explica- son los 245 cráneos hallados. Tampoco entran en la numeralia los 47 cráneos y cientos de restos humanos exhumados durante el viernes 17, sábado 18 y domingo 19, en la congregación de Arbollillo, en el municipio costero de Alvarado, en donde integrantes de la Marina-Armada de México e integrantes de la dirección de servicios periciales de la FGE y policías ministeriales exhumaron ocho fosas de un nuevo camposanto clandestino, ubicado en un predio particular. En el sexenio de Duarte, Proceso logró documentar 20 cementerios clandestinos de norte a sur de Veracruz, de los cuales, la extinta Procuraduría General de Justicia (PGJ), la Fiscalía, la Secretaria de Seguridad Pública (SSP) y el propio priista Javier Duarte únicamente admitieron la exhumación de la mitad. En Veracruz, colectivos como Familias Enlaces Xalapa y Solecito han acusado negligencias y omisiones de las autoridades de Veracruz, sobre todo en el manejo irregular de cuerpos No Identificados (NI) arrojados a la fosa común en diversos panteones de Veracruz. “La administración anterior fue negligente y desordenada en el ámbito de hallazgos de restos no identificados. Al no ser procesados correctamente, sin obtener los perfiles genéticos tanto de los restos como de familiares de personas desaparecidas, cientos de cuerpos fueron enviados a fosa común sin ser identificados. Además, el proceso de inhumación en fosas comunes tampoco era ordenado, lo que genera incertidumbre sobre el número real de cuerpos enviados a éstas”, expresa Winckler. Ataja que ahora, la Fiscalía General del Estado tuvo que solicitar la asistencia técnica del Comité Internacional de la Cruz Roja, para la elaboración de un Plan de Exhumaciones apegado a los estándares y protocolos internacionales rigurosos. Actualmente, en Veracruz la infraestructura en los Servicios Médicos Forenses y en la Dirección de Servicios Periciales son deficientes por la falta de recursos económicos. “Hay falta de tecnología adecuada; falta de insumos indispensables, como reactivos para perfiles genéticos; falta de personal suficiente adscrito a los Servicios Periciales. Tenemos el apoyo de la Policía Científica de la Comisión Nacional de Seguridad, de la Secretaría de Gobernación y de la Procuraduría General de la República, pero debe reconocerse que el estado actual de los servicios periciales de la Fiscalía resultan insuficientes para atender la problemática”, expresa el titular de la FGE. Durante el sexenio de Duarte, en la entidad hubo 2 mil 345 carpetas de investigación abiertas por la desaparición de personas. El asentamiento sólido hace un lustro de la organización de Los Zetas, posteriormente la entrada de otras organizaciones como Gente Nueva, Cártel de Jalisco Nueva Generación (2011) y su posterior asociación con otras células criminales como Cártel de Sinaloa y Antrax (2015), para después romper en el 2016, ocasionó esta espiral de violencia que año con año viene sacudiendo al Golfo de México (Proceso 2107, número en circulación). A decir del fiscal, hoy para “poder avanzar” en la identificación de cuerpos y en el correcto cotejo de pruebas de ADN se tendrá que trabajar de forma muy estrecha con el Comité Internacional de la Cruz Roja con miras a un Plan de Exhumaciones. “Se destinará en 2017 la cantidad de 36 millones de pesos de fondos federales para el fortalecimiento de los servicios periciales. Se hará lo necesario para garantizar los derechos a la verdad y a la justicia de los familiares de las víctimas de desaparición. No habrá encubrimiento, no habrá simulación". Mientras tanto, el tema de los narcocementerios en Veracruz ha despertado el horror en México y en varias partes del extranjero. Aunque la fosa de Colinas de Santa Fe fue descubierta por madres del Colectivo Solecito desde el 2 de agosto pasado, fue ahora, cuando autoridades del gobierno del panista-perredista Miguel Ángel Yunes Linares, abrieron a regañadientes la información, por lo que medios internacionales como CNN, Reuters, Al Jazeera, New York Times, El País, AFP, entre otros, han desplazado corresponsales a Veracruz para consignar el hecho.