Protestan frente al Congreso de Colima por ataques a comunicadores

lunes, 27 de marzo de 2017
COLIMA, Col. (apro).- Cerca de 30 periodistas de esta entidad se manifestaron frente a las instalaciones del Congreso local para protestar por los ataques contra integrantes del gremio del país, en particular por los casos de Miroslava Breach, de Chihuahua; Ricardo Monlui, de Veracruz, y Cecilio Pineda, de Guerrero, ocurridos en el presente mes de marzo. Portando pancartas con las que exigieron garantías de seguridad para los trabajadores de los medios de comunicación, los manifestantes –reporteros, fotógrafos y camarógrafos– guardaron un minuto de silencio por sus compañeros caídos y reclamaron el cese de la impunidad. Juan Carlos Flores Carrillo, corresponsal del diario La Jornada, dio lectura al pronunciamiento realizado la tarde del jueves 23 por una veintena de organizaciones y alrededor de 300 periodistas de todo el país, en el que se denunció que el gobierno mexicano y los de los estados no han actuado para impedir que los comunicadores sigan siendo asesinados y, aunque “la vida de ningún mexicano vale más que las de otros”, “a esta sociedad la están dejando sin ojos ni oídos, inerme ante la violencia”. De acuerdo con el documento, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión sólo actúa para la simulación, y el Mecanismo de Protección a Periodistas y Defensores es incapaz de prevenir estos crímenes. Además, “las investigaciones de muchos otros casos han llegado a un punto muerto porque las autoridades encargadas no están actuando para resolver sino para quitarse la responsabilidad de encima o, todavía peor, encubrir a los culpables”, por lo que “la impunidad sigue siendo una luz verde para quienes han decidido aniquilar a los testigos del acontecer diario, a los informadores”. En su intervención, Flores Carrillo añadió que en Colima, en enero pasado, asesinaron a Carlos García Rodríguez, locutor de radio en el municipio de Tecomán, ante lo que exigió que la investigación de su homicidio no se descarte el atentado contra la libertad de expresión. “La violencia, al igual que en Chihuahua y en Colima, así como todo el país nos afecta a todos: a las mujeres, quienes muchas de ellas primero son desaparecidas, golpeadas o violadas; a los jóvenes, que recurren al crimen organizado como salida a la pobreza; a los policías, quienes arriesgan su vida por protegernos, e incluso hasta la clase política porque no hay que olvidar que aquí (en Colima) se asesinó a un exgobernador y se intentó matar a otro”, puntualizó Juan Carlos Flores, quien también es catedrático de la Universidad de Colima. Por su parte, Juan Ramón Negrete Jiménez, miembro del Comité Nacional de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (Fapermex), dijo que su organización ha documentado el asesinato de 264 trabajadores de medios de comunicación en México desde el año 2000 a la fecha. No obstante, comentó, “tristemente ni el 1 por ciento de los casos han sido esclarecidos, por eso demandamos al gobierno de la República y a los gobiernos de los estados que dejen de simular justicia, que atraigan los casos y se investigue a fondo para llevar al castigo a los responsables de abatir a las voces valientes de mujeres y hombres periodistas”. Negrete Jiménez indicó que el gremio periodístico no puede aceptar esta situación, pues “creen que porque callaron a Miroslava, porque callaron a Ricardo, porque callaron a Cecilio, porque callaron a Regina, nos van a callar a todos. ¡No!, al contrario, con renovados bríos tenemos que salir a las calles, a las tribunas y hacer escuchar nuestra voz. ¡Ya basta!, le decimos al gobierno, exigimos el cabal esclarecimiento de todos los crímenes”. Igual recordó que tan sólo en el mes de marzo fueron tres compañeros, pero “antes hubo otro aquí en Colima, que se dijo había estado en el lugar equivocado, con la persona equivocada, nosotros demandamos que no se simule que se investiga y exigimos que no se criminalice a los compañeros, (pues) el gobierno tratando de evadir la responsabilidad siempre ha dicho que no fueron abatidos por el ejercicio de la profesión periodística”. El representante de la Fapermex demandó que haya justicia para todos. “Nosotros seguiremos elevando la voz aunque parezca repetitivo, y haremos las protestas que haya que hacer para que se escuche el grito desesperado de los periodistas: ¡Ya basta!, ni un periodista muerto más”.