CEM condena asesinato de presbítero indígena del Nayar

martes, 28 de marzo de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).— La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) expresó sus “condolencias” por la muerte del sacerdote Felipe Altamirano Carrillo, adscrito a la Prelatura del Nayar y quien fue asesinado la mañana del lunes pasado. A través de un comunicado de prensa, la CEM señala que “nuevamente un sacerdote es alcanzado por el crimen”, en alusión a los asesinatos de otros sacerdotes que han sido víctimas de la violencia en México. En el breve comunicado, la CEM “expresa sus condolencias y se une en oración al señor obispo, monseñor José de Jesús González Hernández, al clero, a la vida consagrada y a los fieles laicos de la prelatura del Nayar, a los padres y familiares del presbítero Felipe Altamirano Carillo, sacerdote indígena, quien fue privado de la vida el día de hoy por la mañana”. Por último, el episcopado pide por “el eterno descanso” del sacerdote asesinado, y porque Dios conceda “fortaleza” y “consuelo” a sus familiares y amigos. El comunicado lo firman el cardenal Francisco Robles Ortega y el obispo Alfonso Miranda Guardiola, presidente y secretario general de la CEM, respectivamente.

Comentarios