Fármacos aplicados a pacientes con cáncer tienen registro, pero está en 'renovación”: Cofepris

miércoles, 29 de marzo de 2017
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) informó que los fármacos genéricos que adquirieron directivos del Instituto Estatal de Cancerología “Dr. Arturo Beltrán Ortega” (Iecan) para aplicar quimioterapias a pacientes oncológicos en el estado sí tienen registro sanitario, pero está en proceso de “renovación y prórroga”. La declaración de la Cofepris se da después de que el pasado jueves 9 la subdirectora ejecutiva de fármacos y medicamentos del organismo, Adriana Hernández Trejo, emitió el oficio CAS/3/UR/351/2017, donde señaló que los laboratorios que comercializaron fármacos en el nosocomio no tenían registro oficial. Su argumento fue: “Esta autoridad sanitaria no ha emitido registros sanitarios a favor de los siguientes laboratorios y medicamentos: Adriamicina de laboratorio Zurich; Cefalotina y Amikacina del laboratorio Amsa, y Methotrexate de laboratorio Columbia”. La postura de la Cofepris sobre el caso fue notificada oficialmente el miércoles 1 a través de la plataforma digital del sistema Infomex. Posteriormente, el lunes 13, emitió otro informe –notificado tres días después– como respuesta ampliada al correo personal de este reportero donde indica lo siguiente: En el caso del laboratorio Amsa, cuya razón social es Antibióticos de México SA de CV, se localizó en una búsqueda de información extraordinaria que tiene asignado el registro sanitario 273M2002, en “proceso de prórroga”, para el fármaco denominado Famto en su denominación genérica Cefalotina. También existe el registro sanitario 145M2005 para el medicamento genérico Amikacina, que se encuentra en la misma condición legal de solicitud de “prórroga” y ambos no han sido autorizados a la fecha. Y en el caso del fármaco genérico Metotrexato, la Cofepris informó que tiene asignado el registro sanitario 136M91 en proceso de “renovación” para la empresa denominada Laboratorios Columbia. De esta manera, la Cofepris señaló que la respuesta inicial del jueves 9 “es correcta” porque los fármacos genéricos de Cefalotina y Amikacina corresponde a una razón social distinta a Antibióticos de México (Amsa), y en el caso del principio activo de Metotrexato fue señalado por los médicos especialistas que denunciaron la irregularidad en el IECAN, “distinto al idioma español”. A la fecha, los directivos del Iecan han negado la información sobre el monto de los contratos que beneficiaron a los laboratorios que distribuyeron esos fármacos genéricos. El pasado 28 de enero se dio a conocer que el 26 de agosto de 2016, dos oncólogos denunciaron vía oficio que los directivos del Iecan sustituyeron medicamentos patentados por fármacos similares que no cumplen con los estándares de calidad, como estudios de bioequivalencia, farmacocinética y eficacia en la aplicación de quimioterapias, según documentos oficiales. La irregularidad ha provocado “múltiples internamientos de pacientes por toxicidad hematológica secundaria a quimioterapia, situación que antes no se presentaba”, según un documento interno firmado por el doctor Marcelino Gaytán Ángel y dirigido a los directores médico y administrativo del Iecan, Jorge Eblem Azar Silvera y Nelson Rodríguez Cisneros, respectivamente. También el año pasado, la jefa del área de Oncopediatría del Instituto, Ana Bertha Rivera Ramírez, denunció por la misma vía que desde finales de julio los casos de nuevo ingreso de niños que padecían cáncer, específicamente leucemia, estaban presentando complicaciones, como “sobre infección por leucopenia prolongada”, así como transfusiones diarias de plaquetas por aféresis y el uso de antibióticos con amplia cobertura “que ya no le hacen efecto a los pacientes”. La especialista explicó que eso se debía a que en el tratamiento de quimioterapia estaban utilizando medicamentos como Methotrexate y Adriamicina, considerados no aptos para el tipo de tratamiento. Rivera Ramírez atribuyó el hecho a que los directivos del Iecan decidieron cambiar de laboratorio y de proveedores de medicamentos de patente como Cefalotina y Amikacina, situación por la que ahora “se están incrementando los costos de tratamiento por la estancia prolongada y exponiendo a los enfermos de cáncer”, alertó la oncóloga. Añadió: “Por el momento no aplicaremos quimioterapia tóxica y de nuevos laboratorios que en lugar de beneficiar a los enfermos están entre la vida y la muerte por tantos efectos secundarios. Es una irresponsabilidad realizar cambios en los laboratorios patente a farmacéuticos de nuevo ingreso que están provocando complicaciones y leucopenias tardías que nunca se habían visto”. Mientras tanto, el director del Iecan, Jorge Eblem Azar Silvera, quien carece de especialidad en oncología, se ha negado a revelar el monto de la inversión y el procedimiento de adjudicación.