Fiscalía de Tabasco coadyuva con Yucatán en caso Molina Canto

jueves, 30 de marzo de 2017
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- La Fiscalía General del Estado (FGE) colabora con su par de Yucatán para dar con el autor intelectual del asesinato de Ema Gabriela Molina Canto, exesposa de Martín Alberto Medina Sonda, socio de José Manuel Saiz Pineda, extesorero en el gobierno del priista Andrés Granier Melo. Fernando Valenzuela Pernas, titular de la FGE, dijo que ha dialogado con el fiscal de Yucatán, Ariel Aldecua, sobre el homicidio de Ema Gabriela, ocurrido el lunes 27 en la ciudad de Mérida. “Precisamente hablamos del tema donde se va a montar una mesa de diálogo y con la mayor disposición Tabasco se suma para que ellos puedan trabajar en la autoría intelectual”, informó el fiscal tabasqueño. “Nosotros hemos colaborado de manera muy respetuosa con la Fiscalía de Yucatán, debemos ser muy cuidadosos en nuestras opiniones porque está en proceso de investigación, hoy hablé con el fiscal de Yucatán, y en el transcurso del día se van a formular imputaciones”, añadió. Molina Canto sostenía un litigio con Medina Sonda por la custodia de sus tres hijos. Fue asesinada a puñaladas por dos jóvenes originarios de Tabasco que se encuentran detenidos. Ligia Teresita Canto Lugo, madre de la víctima, acusó a su exyerno Medina Sonda de ser el autor intelectual del crimen y quien, desde octubre de 2014, se encuentra preso en el Centro de Reinserción Social de Tabasco (Creset) por los delitos de sustracción de menores y lavado de dinero. Fue detenido en Cancún, Quintana Roo, en un operativo de la PGR, Interpol y policías de Tabasco, en cumplimiento a una orden de reaprehensión decretada por el juez tercero penal de esta capital. En el Creset se encuentra preso también, desde junio de 2013, su socio Saiz Pineda, por el mega saqueo a Tabasco. El nombre de Martín Alberto Medina Sonda salió a la luz pública en noviembre de 2007 cuando un avión Cessna 340 aterrizó en el aeropuerto de Mérida con ocho millones de pesos en efectivo, procedente de Tabasco. El dinero fue incautado por autoridades federales y Medina Sonda los reclamó como suyos. De acuerdo con declaraciones del piloto, Gerardo Beauregard Antonio, y el pasajero de la aeronave, Héctor Partida González, los ocho millones se destinarían para la compra de tierras en Yucatán. Mientras Tabasco, en esa fecha, enfrentaba la peor inundación de su historia y el gobierno de Granier Melo pedía ayuda para enfrentar la catástrofe natural, Medina Sonda y Saiz Pineda diseñaban una compleja red financiera y de negocios para la triangulación de fondos públicos. Así, de acuerdo con las investigaciones, fundaron por lo menos 100 empresas dedicadas a comprar terrenos, casas y negocios en Yucatán, Tabasco y otros estados del país.

Comentarios