Renuncia funcionario de Cuauhtémoc Blanco acusado de tener vínculo con el crimen

lunes, 6 de marzo de 2017
CUERNAVACA, Mor. (apro).- El secretario del municipio de Cuernavaca, Guillermo Arroyo Cruz, anunció su separación del cargo “por motivos personales”. En su lugar fue designado por el presidente municipal, Cuauhtémoc Blanco Bravo, el abogado Samuel Sotelo Salgado. Unos días después de que el titular de la Comisión Estatal de Seguridad Pública Jesús Alberto Capella Ibarra, cargara contra tres funcionarios del gobierno del exfutbolista, entre ellos, el propio Arroyo Cruz, se anunció la salida de éste del equipo. Arroyo Cruz fue acusado hace unos días por el jefe policiaco de haberse acreditado en 2009 como el abogado defensor de los hermanos Alberto Mario y Salomón Pineda Villa, vinculados con el crimen organizado y cuñados del exalcalde de Iguala José Luis Abarca, implicado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. En medio del enfrentamiento entre los gobiernos de Graco Ramírez y de Blanco Bravo, Capella Ibarra aseguró que el ahora exfuncionario, junto con el tesorero capitalino, Alejandro Villarreal Gasca, y el coordinador administrativo de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Sebastián García Ávila, intentan paralizar el Mando Único en Cuernavaca. En conferencia de prensa, el presidente municipal, flanqueado a su izquierda por Arrollo Cruz y a la derecha por Sotelo Salgado, el relevo, agradeció “el trabajo profesional que hizo el maestro en derecho Guillermo Arroyo al frente de la Secretaría del Ayuntamiento, su compromiso por Cuernavaca siempre estuvo marcado por la atención directa y cordial con todos y cada uno de los sectores de la sociedad, esperamos que pronto se pueda reintegrar a este gran equipo”. A pregunta expresa, Blanco Bravo negó que la decisión tenga que ver con las acusaciones de Capella Ibarra: “que están metidos en la mafia y quién sabe qué dice el señor Capella, ¿por qué no los han detenido?, llevan toda la vida aquí. Yo creo que son declaraciones fuertes las que hizo el comisionado pues que lo demuestre”, retó. De su lado, Arroyo Cruz negó que su salida del cargo tenga que ver con alguna denuncia o proceso legal pendiente. Dijo que regresará a su trabajo como litigante, y calificó como “ruines” las acusaciones del jefe del Mando Único en Morelos. “No tengo ninguna averiguación abierta en mi contra, ni a nivel de fuero común, ni a nivel federal, no ha existido nunca ninguna investigación abierta en contra mía, todas esas acusaciones tan ruines que vienen del comisionado Capella, no son más que cortinas de humo para tapar algo que él quiere ocultar”, sostuvo Arroyo. El comisionado Capella Ibarra “habla de temas de hace 10 años en los que solamente se ve involucrado el ejercicio profesional que he tenido como abogado. No vale la pena tomarlos en cuenta, han sido motivos personales los que me ha llevado a presentar esta renuncia”, explicó. El relevo de Arroyo Cruz, Samuel Sotelo Salgado, ya ocupó esta posición en julio pasado, cuando Cuauhtémoc Blanco rompió con sus antiguos aliados, los hermanos Yáñez Moreno. En ese entonces, el alcalde relevó a Roberto Carlos Yáñez. Sotelo Salgado tomó posesión entonces, pero luego renunció al cargo, en su lugar llegó Arroyo Cruz, hasta hoy en que ocurrió el relevo, pero a la inversa.

Otras Noticias