Codhem emite recomendación al Edomex por agresión sexual a internos adolescentes

martes, 7 de marzo de 2017
ZINACANTEPEC, Edomex. (apro).- Dos internos de la escuela de Reintegración Social para adolescentes “Quinta del Bosque” fueron agredidos sexualmente por sus compañeros, ante la ausencia de personal de custodia. Por estos hechos, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) emitió la Recomendación 3/2017 para el director general de Prevención y Readaptación Social de la entidad, Luis Arias González. Al constatar que se cometió una conducta delictiva al interior de la escuela de Reintegración Social contra dos internos mientras estaban al cuidado de la autoridad penitenciaria, se hizo la denuncia ante la Agencia del Ministerio Público Especializado en Justicia para Adolescentes y ante la representación social con residencia en Zinacantepec. El organismo defensor de los derechos humanos demandó, de igual manera, iniciar un procedimiento administrativo disciplinario contra el subjefe de vigilancia y el custodio por dejar sin vigilancia el dormitorio, transgrediendo con ello la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado y Municipios y diversos ordenamientos. También propuso emitir una circular para el personal penitenciario, señalando que la normativa internacional y nacional les impone la responsabilidad y obligación de cuidado para los adolescentes y adultos jóvenes recluidos. El personal directivo y administrativo, prosigue el documento, no debe descuidar la seguridad de los internos; por tanto, cualquier ausencia de custodios debe cubrirse y se deben monitorear de manera permanente todas las áreas y servicios de la institución. Como medida de no repetición, la Codhem recomendó realizar las gestiones administrativas para subsanar la falta de personal de seguridad y custodia, a fin de mantener el orden, tranquilidad, disciplina y seguridad institucional. Planteó también impartir cursos de capacitación al personal penitenciario sobre el interés superior de la adolescencia y las prerrogativas mínimas que deben gozar adolescentes y adultos jóvenes. De la investigación del organismo defensor se desprende que las autoridades penitenciarias del Estado de México incumplieron el objetivo de cuidado y vulneraron el derecho a la protección de integridad de los adolescentes. Los menores de edad privados de su libertad, consideró la Comisión, son un grupo vulnerable en desventaja y potencial riesgo por el encierro que les genera la restricción de algunos aspectos del desarrollo de su vida. Por estas razones, prosiguió, los centros de reclusión deben garantizar la seguridad y condiciones de vida dignas; en caso de los adolescentes, deben tener un entorno óptimo y seguro para su posterior reinserción, y esto comprende el ejercicio de sus derechos humanos.