Graco Ramírez "sigue aferrado, me quiere romper la madre”, acusa Cuauhtémoc Blanco

miércoles, 8 de marzo de 2017
CUERNAVACA, Mor. (apro).- El alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, aseguró que el gobierno del perredista Graco Ramírez sigue “aferrado” a tratar de “romperle la madre”, luego que el Congreso local derogó el cobro de los servicios públicos de recolección de basura, obligando al gobierno municipal a devolver el dinero a miles de capitalinos. Además, aprovechó para acusar al mandatario estatal de desviar recursos en la construcción de obras públicas, como en el caso de la remodelación de la Plaza de Armas de Cuernavaca. Blanco dijo que “según costó 100 millones de pesos”, pero calculó que, “si a caso, costó seis o siete”, y atribuyó la declaración a que “ya está preparando su salida” del gobierno. En entrevista, al término del acto municipal por el Día Internacional de la Mujer, el exfutbolista estalló contra el mandatario estatal, a quien acusó de mantener el control de la mayoría de los diputados locales, quienes iniciaron una guerra en su contra para destituirlo en diciembre pasado. “Es muy lamentable lo que está haciendo el gobernador. Está aferrado de que me quiere romper la... cara, o por decirlo, me quiere romper la madre. Pero ya basta, ya basta, no se cansa, a mí no me hace daño. Le hace daño a la gente con quitarme estos recursos, pero voy a seguir luchando y no me voy a dejar”, aseguró. La víspera, el Congreso de Morelos aprobó una reforma a la Ley de Ingresos válida para 2017, que obliga al gobierno de Blanco Bravo a devolver, así sea retroactivamente –pues es en beneficio directo de los contribuyentes--, el pago de servicios públicos por el concepto de Recolección, Traslado y Disposición Final de Residuos Sólidos en la capital. El presidente municipal de Cuernavaca lamentó que a través de la Policía del Mando Único, el gobierno estatal le quitó también hace unos meses la operación de los depósitos vehiculares, “que fueron tomados por asalto” por la policía. Y es que ese hecho implicó la merma de los ingresos municipales. Por ello, aseguró que continuará con el combate jurídico de estas y otras decisiones: “Ya se los he manifestado, es demasiado, la verdad que es un abuso lo que está haciendo (Graco). Piensa que me está afectando a mí y está afectando a toda la gente. Y no va a parar, así va a seguir, él quiere que el ayuntamiento esté todavía más quebrado y me quiere destituir a como dé lugar”. Reiteró: “Voy a seguir luchando, voy a seguir pelando. Lo único que sí le pido es que ya deje de fastidiar porque no me está haciendo daño a mí, le está haciendo daño a la gente, eso es lamentable”.

Comentarios