Estudiante amenaza a sus compañeros en un colegio de Nuevo León

miércoles, 12 de abril de 2017
MONTERREY, NL (apro).- Un estudiante de quinto grado de primaria del Colegio Juan Pablo II, ubicado en el municipio de Guadalupe, será reubicado al final de este ciclo escolar por escribir amenazas contra sus compañeros y su maestra. El sacerdote Marcelo Varela, quien forma parte del Colegio, reconoció que el alumno escribió un texto que impactó a la comunidad estudiantil y provocó que los directivos determinaran darlo de baja cuando concluya el quinto año, para que continúe su formación en otro lugar. En entrevista a la televisión de la localidad, el cura católico dio a conocer que el Colegio fue fundado en 1980, y desde entonces ha trabajado con la Secretaría de Educación (SE) estatal para seguir protocolos y proporcionar un ambiente sano. “Este caso en particular lo tratamos con la Secretaría de Educación y se llegó a estas conclusiones de permitir que la personita involucrada en esta situación pueda terminar el curso, pero bajo supervisión constante. Al terminar el curso será trasladado a otra institución educativa”, apuntó. Extraoficialmente se mencionó que en horas de clase el niño habría escrito una lista con los nombres de su maestra y varios compañeros a quienes supuestamente lastimaría, debido a que se disgustó porque fue reprendido en el aula. Los niños y niñas que vieron el texto se inquietaron por la amenaza y dieron aviso a directivos del Colegio ubicado en la colonia Santa Margarita del municipio conurbado de Guadalupe, quienes de inmediato evaluaron la situación. Varela se abstuvo de dar pormenores del hecho, pero reveló que al conocer el caso llamaron a los padres del menor, a los psicólogos del plantel y al departamento de Inspección de la SE, para notificarles la determinación de reubicar al alumno, pese a que probablemente no tuvo el propósito de cumplir lo que escribió. “Se toman estos acuerdos en búsqueda de dos cosas principales: primero, el bien de la criatura involucrada, y en segundo lugar, el bienestar del ambiente de la misma institución. Estas son las cuestiones que se pidieron. Todo de acuerdo a instrucciones de la Secretaría de Educación”, dijo el cura. Añadió: “Nuestros jóvenes hoy en día toman algunas cuestiones un tanto a la ligera, y yo no dudo que no haya habido otra intención en esta personita, pero debido al ambiente que hay, siempre tendremos que tomar estas cosas muy en serio, sobre todo para dar tranquilidad a los padres de familia y compañeros estudiantes. Y que nos sirva de lección que estas cosas se deben tomar en serio y no podemos hacer bromas de este tipo”. El incidente se suma a los ocurridos este año en planteles educativos de la entidad, entre ellos el que se registró el 18 de enero en el Colegio Americano del Noreste, donde un alumno disparó a su maestra y tres alumnos, antes de suicidarse. La maestra falleció recientemente del balazo que recibió en el cráneo. Posteriormente, un revólver fue hallado el 10 de febrero en un casillero del salón de clases de la secundaria 3 “Plinio Ordóñez” de la colonia del Prado, en esta capital. Y el pasado jueves 6, en la secundaria 41 “Dr. Albert B. Sabin”, localizada en San Nicolás, un alumno de tercer grado sacó un cuchillo que llevaba oculto en su ropa e intentó atacar a una maestra, pero no lo hizo tras ser disuadido por sus compañeros.

Comentarios