Vapulean a los Moreira en primer debate en Coahuila

miércoles, 19 de abril de 2017
SALTILLO, Coah. (apro).- Los candidatos de oposición a la gubernatura coincidieron en que el reto de la elección será sacar del poder a los hermanos Moreira, quienes pretender continuar a través de Miguel Ángel Riquelme, abanderado de una coalición encabezada por el PRI. Esta noche los siete candidatos al principal puesto político del estado participaron en el primer debate oficial organizado por el Instituto Electoral de Coahuila (IEC), el cual se celebró en el museo del Desierto desde las 19:00 hasta minutos antes de las diez de la noche. En el evento participaron Mary Telma Guajardo, candidata del Partido de la Revolución Democrática (PRD); José Ángel Pérez Hernández, abanderado del Partido del Trabajo; Armando Guadiana, de Morena; Guillermo Anaya, candidato del PAN; Miguel Ángel Riquelme, del PRI, y los candidatos independientes Javier Guerrero y Luis Horacio Salinas. El primer debate fue moderado por la columnista Ana María Salazar y para esta edición los partidos acordaron que se abordaran los temas de Seguridad y Justicia, así como Educación y Salud. Los abanderados de Morena, PAN, PT y el independiente Horacio Salinas coincidieron en señalar que “los hermanos Moreira abrieron las puertas para que el crimen organizado entrara a Coahuila”. “La corrupción es la madre de todos los delitos y de la impunidad que alcanza en el estado 93%”, aseguró Armando Guadiana. "Si los Moreira tienen responsabilidad en delitos en perjuicio de los ciudadanos, haremos todo lo necesario para meterlos a la cárcel", agregó el candidato de Morena. Guadiana destacó que Humberto Moreira debe responder por delitos de lesa humanidad, ya que durante su gobierno fueron asesinados 150 reos en el Cereso de Piedras Negras y fue responsable de la masacre de Allende, donde desaparecieron más de 300 personas. El panista Guillermo Anaya aseguró que restan 45 días para sacar a los hermanos Moreira de Coahuila y llamó al abanderado de Morena y a los candidatos de oposición a que no “caigan en las trampas del PRI” con las que pretende dividirlos. También acusó a los hermanos Moreira de provocar la peor crisis de salud de la historia de Coahuila, debido a la corrupción, ya que se desviaron recursos a “empresas fantasmas” por más de 500 millones de pesos. Pérez Hernández, del PT, destacó en el tema de la seguridad que Torreón ocupó el primer lugar en personas desaparecidas durante la alcaldía de Riquelme. Añadió que en el estado se reportan más de mil 600 desaparecidos. "El crimen entró cuando tu patrón (Humberto Moreira) abrió la puerta”, le dijo José Ángel Pérez a Riquelme. “No puedes hablar de justicia con todo lo que trae a cuestas, Humberto es su maestro", añadió. Miguel Ángel Riquelme, abanderado del PRI y una alianza de seis partidos, reviró que fue el PAN quien abrió las puertas al crimen organizado en Torreón y que durante su administración los homicidios se redujeron 76%. El abanderado del PRI comentó que “el cambio por el cambio”, que se manifestó en estados como Chihuahua, Nuevo León o Tamaulipas, lo único que provocó fue el regreso del crimen organizado. Miguel Ángel Riquelme advirtió que si pierde el PRI, regresará la violencia a Coahuila. El candidato independiente Javier Guerrero también coincidió en señalar que la corrupción en Coahuila generó la inseguridad. La candidata del PRD, Telma Guajardo ocupó parte de su tiempo en atacar al abanderado de Morena, a quien acusó de copiar la idea de donar su sueldo al presidente estadunidense Donald Trump. La mayoría de los candidatos expusieron propuestas vagas sobre los temas acordados y centraron gran parte de su tiempo en atacar y replicar a sus contrincantes. En el transcurso del evento, la moderadora Ana María Salazar se equivocó en el orden de participación de los candidatos, ofreciendo la palabra a Guillermo Anaya cuando no le correspondía. Según los medios locales, Salazar cobró al IEC 110 mil pesos por conducir el primer debate.