Protesta a balazos en Allende es una advertencia ciudadana de hartazgo: Álvarez Icaza

viernes, 21 de abril de 2017 · 20:56
MONTERREY, N. L. (apro).- El activista Emilio Álvarez Icaza advirtió hoy que la reciente manifestación colectiva de balazos al aire en el sur de Nuevo León, en protesta por la inseguridad, es una llamada de advertencia al gobierno estatal, frente al hartazgo de ciudadanos que pueden recurrir a la justicia por mano propia, si la autoridad no los protege. En su visita a la entidad para reunirse con familiares de desaparecidos, el exsecretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) señaló que la autoridad debe atender estos mensajes, para que la situación no escape de control y derive en la creación de grupos de autodefensa. “Es un poderoso mensaje de desesperación y de emergencia. Es una advertencia y cuando la gente sustituye al Estado, es muy peligroso porque se dan estos espacios donde la venganza sustituye a la justicia o porque la gente salga a decir así, que no los están cuidando”, mencionó al final de una reunión con integrantes de Fuerzas unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (Fundenl). El pasado 5 de abril fue asesinado en el municipio de Allende, 60 kilómetros al sur de la capital, un empresario del ramo de la industria del calzado, luego de que lo asaltaron dos hombres que golpearon a sus hermanos. Al perseguir a los ladrones fue abatido de un tiro. Un asaltante murió atropellado en un accidente posterior a la huida. Dos días después, el 6 de abril, ciudadanos de ese municipio rural organizaron una protesta nocturna en la que, quienes tenían armas, salieron a los patios de sus casas y las accionaron al aire para indicar a posibles ladrones que cuentan con herramientas para defenderse. Según Emilio Álvarez Icaza, “eso pasó porque mataron a un secuestrado, uno más. Ya había habido varios secuestrados y esta era una persona muy querida en la comunidad. Fue una forma de decir: ¡Basta! El fenómeno que surge es que si el gobierno no es gobierno, entonces la gente lo va a ser”. El académico agregó: “Ya hay gritos silenciosos. La gente se protege en sus casas y se encierra en colonias. Los hijos hacen reuniones en casa, la gente no va a los parques, cambian las pautas. Pero ya hay gritos en voz alta. Si esto no se atiende, se pone peor”. En su reunión de esta tarde con integrantes de Fundenl, Álvarez Icaza acompañó a las mujeres que buscan a sus hijos. En la mesa estuvieron Irma Leticia Hidalgo, que busca a su hijo Roy Rivera desde el 11 de enero del 2011, cuando fue secuestrado de su casa, en San Nicolás; María Luisa Castellanos, que quiere localizar a su marido, Nicolás Flores Reséndiz, y al hermano de este, Reyes, desaparecidos el 28 de marzo del 2011 en la carretera Monterrey-Tamaulipas. También estuvo Maricela Alvarado González, que tiene desaparecido a su hijo Cesar Guadalupe Carmona Alvarado, desde el 24 de junio del 2011, en San Nicolás, municipio donde fue visto por última vez.

Comentarios