Malova desmanteló la SSP de Sinaloa, acusa el gobernador Quirino Ordaz

martes, 4 de abril de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Menos de tres mil 800 policías, la mitad de ellos reprobados en los exámenes de control y confianza; 28 patrullas, 14 cámaras de seguridad para todo el estado y ningún helicóptero o vehículo especial “Tiger” para acciones de seguridad pública, fue la herencia que dejó en esa materia Mario López Valdez a su sucesor en el gobierno de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel. De acuerdo con el gobernador actual, la mitad del parque vehicular de las patrullas no sirve y están abandonadas en el taller mecánico, además de que muchos de los equipos eran rentados. “Ahí están las patrullas, la mitad no servían, están en el taller. Y muchos eran equipos rentados, además. Los helicópteros rentados y los equipos 'Tiger', y todas esas cosas, ahí están inservibles”, reprochó Ordaz Coppel. En su último informe de gobierno, López Valdez presumió una inversión de 17 mil 828 millones 404 mil 863 pesos en materia de seguridad para el estado, sin embargo, señaló Ordaz Coppel, su antecesor no compró los equipos sino que los rentó y al final el gobierno debió regresarlos. “Recibimos un aparato de seguridad disfuncional, desmantelado, y corrompido. Una situación lamentable en términos de personal, altos índices de corrupción, y un cuerpo policial que no cuenta con la confianza de la sociedad. "Pero, además sin un sistema profesional para el cumplimiento de sus funciones, y con un elevado número de patrullas fuera de servicio, lo cual reducía el número de vehículos que proporcionaban seguridad en el estado", señala un informe de la Secretaría de Seguridad Pública. Actualmente, el estado cuenta con tres mil 762 policías preventivos en operación, pero sólo mil 921 elementos están aprobados en el examen de Control y Confianza, es decir, el 51% de la corporación. La Secretaría contabilizó 11 mil 64 armas, de las cuales sólo ocho mil 662 se encuentran en buen estado, dos mil 293 terminaron su ciclo de correcto funcionamiento y 109 fueron robadas. Al iniciar la nueva administración se contabilizaron 75 patrullas, de las cuales sólo funcionaban 28, mientras que 33 más fueron reparadas por personal de la Secretaría de la Defensa Nacional. Peor aún, el gobierno actual reportó que de las 236 cámaras de videovigilancia instaladas en todo el estado, sólo funcionaban 14 y en los últimos tres meses han sido reparadas 53 más, que significan el 22% del total. Ante esa situación, Ordaz Coppel informó que comprarán más patrullas y cámaras de videovigilancia que permitan dar cobertura. Genaro Robles Casillas, secretario de Seguridad Pública de Sinaloa, dijo que al encontrar ya se solicitó a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) intervenir “de manera técnica”, mientras se hace la compra de patrullas y 500 cámaras de videovigilancia. Asimismo, dijo, se busca que el Centro de Operaciones C4i tenga un alcance mayor de la zona centro del Estado para que abarque desde Culiacán hasta la sindicatura de Altata. Con información de Noroeste

Comentarios