Liberan a presunto ladrón, exmarine de EU, por no proporcionarle un traductor certificado

lunes, 1 de mayo de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- James Tyler Yeager, un exmarine de Estados Unidos, fue detenido el pasado domingo 23 de abril luego de que apuntara con una escopeta al propietario de una vivienda en el fraccionamiento San Antonio del Mar en Tijuana para robarle su cartera y una grabadora, pero fue liberado por una juez al considerar que se violaron sus derechos humanos al no proporcionarle un traductor. En audiencia de vinculación a proceso celebrada el domingo pasado por la tarde, la jueza Leticia Larrañaga Vizcarra determinó que hubo “vicios formales” porque no se pudo comprobar que el estadunidense entendiera la razón de su detención, ya que no hubo un traductor presente. Consideró el hecho una violación a los derechos humanos del exmarine y no los vinculó a proceso por el delito de robo con violencia. Según el Informe Policial Homologado, el pasado domingo 23 de abril, a las 14:00 horas, un hombre pidió la intervención de agentes de la Policía Federal que transitaban sobre la carretera Tijuana-Ensenada porque un hombre había entrado a su domicilio y escopeta en mano, le había robado artículos personales. En ese momento, los agentes vieron cómo un hombre salía corriendo de la vivienda con el arma en una mano, misma que arrojó mientras corría y era perseguido. Tanto la víctima del robo como los oficiales dijeron haber visto como se cayó en dos ocasiones, lo que le ocasionó heridas en la cabeza. La representante de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) dejó constancia de que el día de la detención de Yeager, se comunicó del hecho al Consulado General de Estados Unidos en Tijuana, pero consideró que la Procuraduría no hizo lo propio para conseguir un traductor. Sin embargo, según el expediente penal, varias personas fungieron como traductores en diversos procesos de la puesta a disposición, pero en su declaración, el estadunidense aseguró que no entendió lo que le fue explicado en inglés y firmó los documentos en que afirmaba entender los cargos en su contra para “acelerar el proceso” y regresar a casa. Además, su abogado Fernando Benítez argumentó que al no tratarse de peritos traductores o certificados, no hay manera de comprobar que hicieron una traducción fidedigna. Benítez defendió a Jorge Hank Rhon en 2011 cuando fue detenido con un arsenal de armas y recientemente y encabezó la defensa de Andrew Tahmooressi, otro exmarine detenido cuando ingresó de Estados Unidos a Tijuana con armas y cartuchos en 2014. Según vecinos del fraccionamiento ubicado sobre la carretera libre Tijuana-Rosarito Yeager es responsable de más de diez asaltos, e incluso ha sido captado por cámaras de seguridad cuando ingresa a los hogares, como lo han dado a conocer los propios residentes. Antes había recibido una defensoría pública, pero a decir de su actual abogado, fue contactado por un productor del programa estadunidense Montel, un talk show conducido por Montel Williams, también veterano de guerra, para que representara a Yeager. Por consejo de su nuevo defensor, Yeager tomó la palabra los primeros minutos de la audiencia de casi tres horas. Narró, con un traductor a su lado, que fue golpeado por sujetos que cree son policías porque portaban uniforme y placas y le colocaron una bolsa negra en el rostro para llevarlo a una patrulla de la Policía Federal. Sin embargo, esa declaración no fue retomada por el abogado Benítez, quien centró sus alegatos en la falta de un traductor presente y en el hecho de que el estadounidense aseguró no haber entendido por qué se le detenía ni sus derechos. Benítez afirmó que Yeager vive en estado de indigencia, que no tiene un domicilio fijo y el propio detenido afirmó que no cuenta con un trabajo ni con ingresos. Desde hace días, la fotografía de una de sus identificaciones circula en un volante entre residentes de San Antonio del Mar, quienes incluso habían tenido reuniones con la Procuraduría y la Policía Municipal de Tijuana para pedir su detención. La juez no desechó los datos de probanza aportados por la Procuraduría, como la narración de los oficiales y la declaración de la víctima del robo, solo centró la liberación del imputado en una falta de garantías al momento de su puesta a disposición. Yeager enfrenta cargos por violencia doméstica en Montana, de donde es originario y al momento de ser revisado por un médico en la PGJE, refirió haber consumido cristal. Se espera que el exmilitar sea liberado en las próximas horas, pero debido a que se encuentra ilegalmente en México, podría ser deportado a Estados Unidos por el Instituto Nacional de Migración (INM). Con información de Zeta

Comentarios