Madres exigen al gobierno de Yunes que encuentre a sus desaparecidos

miércoles, 10 de mayo de 2017
XALAPA, Ver. (apro).- Ante las ausencias se abrazan y entrelazan sus manos. Derraman lágrimas que, al ser limpiadas por otras mujeres, se tornan bálsamo. Son las madres de los desaparecidos, mujeres que hoy salieron a marchar por las principales ciudades de la entidad para recordar al anterior gobierno priista de Javier Duarte y al actual del panista Miguel Ángel Yunes que, hasta no encontrar a sus seres queridos, no hay motivo de celebración. Integrantes del Colectivo Familias Enlaces Xalapa, “Buscando a Nuestros Desaparecidos en Veracruz”, Colectivo por la Paz, Solecito, Los Andamos Buscando, entre otros, salieron a las calles a reprochar que hoy no hay regalos, ni abrazos ni pasteles, pues sus hijos les fueron arrebatados por una espiral de violencia y no ha habido gobierno competente y capaz de devolverles a sus seres queridos. Este día hubo marchas en Xalapa, Veracruz, Coatzacoalcos, Córdoba, Orizaba y Papantla, donde las afectadas lanzaron un grito de súplica al gobierno de Yunes Linares y a la Fiscalía General del Estado (FGE) para que se “pongan a trabajar” y entreguen una respuesta puntual de dónde están sus hijos, y a la par resultados sobre el cementerio clandestino de Santa Fe y el de Arbolillo en Alvarado. [caption id="attachment_485892" align="alignnone" width="1200"]Diversos colectivos marcharon este día en diversas ciudades de Veracruz. Foto: Noé Zavaleta Diversos colectivos marcharon este día en diversas ciudades de Veracruz. Foto: Noé Zavaleta[/caption] Con lonas, donde estamparon el rostro de jóvenes desaparecidos, clamaron por justicia. Con playeras con las fotografías de sus hijos sonriendo en las prendas blancas de algodón, las madres de los desaparecidos en Veracruz, agrupadas en cuatro colectivos distintos, marcharon desde el panteón Palo Verde y desde la Escuela Normal Veracruzana hasta llegar al monumento a la Madre en la avenida Manuel Ávila Camacho, donde exigieron a las autoridades que reabran los expedientes y agilicen las diligencias que den con el paradero de sus hijos. Un momento emotivo se vivió en la avenida Manuel Ávila Camacho, cuando las madres cerraron los cuatro carriles de la carpeta asfáltica, no para felicitarse, sino para abrazarse y llorar, sufrimientos silenciosos que hermanaron a los distintos colectivos. De forma simultánea, en distintos puntos del norte y sur de Veracruz, otros colectivos como Los Andamos Buscando y Solecito, entre otros, salieron en sus respectivos municipios con la misma exigencia: “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”. “Pase de lista” En la plaza Regina Martínez, frente a palacio de gobierno, las madres de los desaparecidos hicieron un “pase de lista” de todos y cada uno de sus hijos desaparecidos. Ahí reclamaron que ellas no esperaban regalos ni rebozos, sino sólo un abrazo y poder besar el rostro de sus ausentes. En entrevista, las madres fustigaron que hoy a casi seis meses de que entró el nuevo gobierno de Yunes, no ven “cambio” o “mejoría alguna” en quienes están a cargo de la FGE. Y pusieron de ejemplo que en el cementerio clandestino de Colinas de Santa Fe y en Arbolillo han pasado meses y no se avanza con la identificación de los cuerpos, ni con los exámenes de ADN que ya han sido realizados y cuyos resultados no se han entregado. Ello, pese a que desde el 3 de diciembre, durante la entrega de la medalla Adolfo Ruiz Cortines en el Congreso local, a los colectivos de los desaparecidos se les hizo el compromiso de que el tema sería prioritario en el gobierno panista de Yunes Linares. “Y no nos han cumplido”, reprocharon, al tiempo en que lanzaron consignas para refrendar que en este día de las madres no hay nada que celebrar. “Queremos que se agilicen las búsquedas y que los restos exhumados de fosas clandestinas sean confrontados con los perfiles genéticos de las víctimas indirectas”, explicó María Elena Gutiérrez, una de las integrantes de los colectivos. La Fiscalía General reportó que durante el sexenio de Javier Duarte fueron iniciadas 2 mil 400 carpetas de investigación por desaparición, mismas que continúan abiertas.