Activista asesinada 'no tenía escolta ni la policía realizaba rondines por su casa”: familiares

jueves, 11 de mayo de 2017
NUEVO LAREDO, Tamps. (apro).- La activista Miriam Elizabeth Rodríguez, asesinada anoche por un grupo armado frente a su domicilio, había solicitado medidas de protección personal a la CNDH y a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), instancias a las que incluso “responsabilizó de su integridad física”, reveló el procurador Irving Barrios. El funcionario ofreció esta tarde una conferencia de prensa para informar sobre el crimen de Rodríguez Martínez, quien representaba a más de 600 familias víctimas de la violencia en San Fernando. “Sabemos que la señora Miriam acudió directamente a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a pedir protección tras la fuga en el penal de Ciudad Victoria de criminales implicados en el secuestro y asesinato de su hija”, detalló el procurador. Luego dijo que también conocieron que Rodríguez Martínez solicitó protección ante instancias federales, “dado que llevaba asuntos con dependencias del gobierno federal”. En particular denunció que no estaba siendo atendida por funcionarios de la CEAV, instancia federal a la que la activista responsabilizó de su integridad física. Irving Barrios informó que cuando se tuvo conocimiento de que se habían fugado de la prisión de Ciudad Victoria criminales relacionados con el caso de la activista, el Ministerio Público del Fuero Común solicitó de oficio a diversas autoridades de Seguridad Pública, tanto estatales como federales, medidas de protección para Miriam Rodríguez. “La Secretaría de Seguridad ordenó rondines tres veces al día a su domicilio”, subrayó el procurador. No obstante, familiares de la víctima y vecinos consultados por Apro negaron que efectivos de la policía estatal vigilaran el domicilio de Rodríguez Martínez. “Miente el procurador; no realizaban rondines de vigilancia por la casa de la señora Miriam”, aseguró un vecino que habló con esta agencia. Un familiar de Miriam comentó que no es cierto que policías realizaran rondines por su domicilio. “Tampoco tenía escolta como se ha dicho. Si la tuviera, no estaríamos ahora velándola”, concluyó el familiar de la víctima.

Comentarios