Delegado de SCT huyó en bata del hospital de Durango 'porque se asustó”, dice su abogado (Video)

martes, 2 de mayo de 2017
MONTERREY, N.L. (apro).- Tras ser detenido por agentes ministeriales en Durango, el delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en la entidad, Eduardo Bailey Elizondo, fue notificado de que no existía orden de aprehensión válida en su contra, por lo que quedó en libertad en ese instante y huyó en bata del nosocomio donde se encontraba, porque “se asustó”, afirmó su abogado Cesar Cantú García. Quien fuera dirigente estatal del PRI de Nuevo León, es buscado por la justicia de esa entidad, debido a que malversó más de 359 millones de pesos cuando era director --entre 2006 y 2007--, del sistema de seguridad social del Estado, Isssteleón, en el sexenio de Natividad González Parás. El también exdiputado federal priista fue detenido el viernes 28 de abril en calles de Durango y llevado a la Fiscalía General, pero ahí tuvo una dolencia física que ameritó su traslado al Hospital La Paz de esa ciudad. Fue ahí donde, según el abogado, se aclaró que no existía una orden de aprehensión formal en su contra, por lo que quedaba libre. En ese momento, Bailey optó por retirarse del lugar, como se observa en un video que ha sido ampliamente difundido, en el que aparece vestido con una bata médica y en calcetines, mientras sale a la calle y sube a una camioneta que le esperaba. “Nosotros no tenemos conocimiento de que haya una orden de aprehensión. Por la opinión pública sabemos de un pedimento, pero no tenemos conocimiento de qué se trate. En los próximos días podemos constatar si existe alguna orden, quién la emitió, por qué concepto y para qué”, explicó el litigante en entrevista telefónica. “De acuerdo con el nuevo sistema, se pueden emitir órdenes de presentación para acudir ante un juez de control y puede ser que esa sea la orden. Pero como no tenemos la certeza, estamos ahorita en proceso de los medios de defensa legales para saber de qué se trata”, añadió. Cantú García señaló que los agentes de la Fiscalía duranguense se anticiparon al proceder indebidamente con el arresto, pues no tenían fundamentos legales para proceder. “Hubo una anticipación cuando había un impedimento de contenido que desconocemos, para ejecutarlo en su persona. Pero como no tenían ese pedimento todavía con el trámite correspondiente, no pudieron llevar a cabo la detención. Y por eso quedó en libertad”, agregó. El litigante precisó que su cliente “salió por su voluntad, por su propio pie y las imágenes lo dicen todo. Salió porque, desde el momento que no mostraron una orden con la que pueden detener a una persona, estaba en libertad. De hacer lo contrario, podrían estar ante una privación ilegal de su libertad y la autoridad de Durango respetó sus derechos”. Ante la pregunta de si Bailey Elizondo huyó con ropa inapropiada motivado por el miedo, respondió: “Pues sí, es natural. En esas circunstancias y cuando estás inmerso en una violación de derechos fundamentales, como la que fue objeto el señor Bailey, tu forma de actuar y tu pensamiento es muy distinto, porque sientes una presión porque tratan de detenerte o violarte los derechos, lo que buscas es resguardarte o ponerte a salvo”. Explicó que actualmente el delegado en Durango de la SCT se encuentra en un lugar que él desconoce, pero se apresta a enfrentar la justicia de para demostrar su inocencia. Por último, consideró que no demandarán a las autoridades de Nuevo León ni de Durango, para que no se crea que buscan distraer la atención sobre el asunto principal, que es la acusación de la malversación que su cliente encarará en los próximos días. El abogado dijo desconocer si su cliente continuará en su cargo.