Piden garantizar operación de refugio para mujeres víctimas de violencia en Oaxaca

miércoles, 24 de mayo de 2017
OAXACA, Oax. (apro).- La Red Nacional de Refugios exigió al gobierno de Oaxaca de Juárez que garantice la operación del refugio de esta capital en tanto no se defina con toda precisión quién y cómo va a operar, luego que trascendiera que se pretende dar en comodato a una organización operada por el cuestionado perredista, Hugo Jarquín. La Red exige a la autoridad municipal encabezada por el priista José Antonio Hernández Fraguas que garantice de inmediato la protección y atención especializada y con perspectiva de género en el refugio, asumiendo la responsabilidad que legalmente tiene en tanto no se defina cómo va a operar. Las 43 organizaciones exhortaron al gobierno de Alejandro Murat Hinojosa y al de Enrique Peña Nieto, a través del Instituto Nacional de las Mujeres, a cuidar la seguridad y calidad de los servicios de los refugios a cargo de instancias gubernamentales, por estar propensas a cambios en los criterios de las nuevas administraciones públicas. La misma red se ofreció a dar acompañamiento profesional para que el Refugio de Oaxaca de Juárez inicie un proceso de revisión y reflexión para apoyar la toma de decisiones, con el fin de garantizar servicios efectivos, eficientes y de calidad a las mujeres que ocupan de ellos, dentro del marco de los derechos humanos, la perspectiva de género y la interculturalidad. Organizaciones feministas y de derechos humanos cuestionaron que el exdiputado federal, Hugo Jarquín, se haya apropiado del edificio que fue construido como refugio para la atención gratuita de mujeres víctimas de la violencia, con el argumento de que gestionó los ocho millones de pesos con que fue construido. Desde que el albergue fue inaugurado, el gobierno del priista Javier Villacaña dejó el albergue bajo control de la entonces directora del Instituto Municipal de las Mujeres, Eva Patricia Bravo Espinosa –pareja sentimental de Hugo Jarquín –. La coordinadora jurídica de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, Yesica Sánchez Maya, consideró que de confirmarse que el refugio se le dará en comodato al perredista Hugo Jarquín, sería “una vil barbaridad y retroceso porque cómo le vas a dar a un señor un albergue cuando es señalado de misógino y quitarle el carácter de política municipal y dejarlo a una empresa, es decir, pierde el sentido de política pública. “Hugo lo que tiene es menos perspectiva de género y si Fraguas accede a ceder el albergue por acuerdos políticos, sería muy grave que lo hiciera porque deja la sospecha de corrupción. Está cabrón esas componendas porque dejaría de ser albergue municipal para convertirlo en un negocio”, puntualizó. En días pasados, la regidora de Igualdad de Género y Derechos Humanos de la ciudad de Oaxaca, Bárbara García Chávez, consideró que “la decisión de dar en comodato el refugio a una organización operada por un dirigente perredista, es una decisión política equivocada y no una solución de fondo a un problema”. Reconoció que hay descontento de mujeres de diversas organizaciones políticas y no gubernamentales luego de que “extraoficialmente” se diera a conocer que están avanzados los trabajos para entregar en comodato las instalaciones y servicios del refugio municipal a una organización dependiente del exdiputado federal perredista Hugo Jarquín. Denunció que un grupo de trabajadoras de confianza adscritas al refugio que funcionaba en el municipio conurbado de Santa Cruz Xoxocotlán, y ha dejado de operar desde el pasado mes de abril, fueron despedidas de facto, sin mediar para ellas ninguna explicación al suspenderles su salario. “Sé que el presidente municipal, sin consultar a la Junta de Gobierno del Instituto Municipal de las Mujeres, tiene avanzados los trámites para entregar en comodato las nuevas instalaciones de refugio municipal a la organización “Comprometidos con el Bienestar, Empoderamiento para el Desarrollo y Ocho Regiones”, reforzó. También señaló que está segura que ni la Secretaría de Salud ni la Red Nacional de Refugios avalarían el convenio con esa organización política sin que se cubran las formalidades legales o se actúe con subterfugios en beneficio de un grupo y en contra de los derechos de las mujeres. Esa organización, dijo, es operada por el militante del PRD, Hugo Jarquín, quien desde el trienio pasado negoció con las autoridades el manejo, sin ninguna perspectiva de igualdad ni de defensa de los derechos humanos de las mujeres, tanto el Instituto Municipal de las Mujeres como el refugio. Ahora, las 43 organizaciones que conforman la Red Nacional de Refugios, exhortaron a las autoridades del estado de Oaxaca, Integrantes del Sistema Estatal de prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres, encargadas de hacer valer la Ley Estatal de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de Genero, que realicen de manera inmediata las acciones correspondientes para hacer valer en el Municipio de Oaxaca de Juárez los artículos: 83, 84, 85, 86 y 87 que hacen énfasis del derecho de las mujeres víctimas de violencia, a contar con un espacio de protección que brinde servicios y atenciones integrales con perspectiva de género, cuyo domicilio debe ser confidencial. Mencionaron que los Artículos de la Ley Estatal de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de Genero que se han visto violentados desde el mes de marzo del 2017. Insistieron en que los refugios deben de ser operados desde la transparencia y rendición de cuentas por personas con experiencia y capacidad probada para atender a las mujeres usuarias de los mismos, desde un enfoque de derechos humanos, perspectiva de género e interculturalidad. “Enfatizamos que la seguridad y la vida de las Mujeres, sus hijas e hijos en situación de violencias no son negociables y nunca deben ser parte de intereses políticos o de cualquier otro interés ajeno a los derechos humanos de las mujeres y de los instrumentos nacionales e internacionales que los protegen”, subrayaron las organizaciones.

Comentarios