Policía Científica reinicia toma de muestras a familiares de desaparecidos en Veracruz

lunes, 8 de mayo de 2017
XALAPA, Ver. (apro).- Autoridades de la Policía Científica y de la PGR volvieron a comenzar el trabajo de la toma de muestras de ADN a familiares de desaparecidos en la entidad. En las explanadas de inmuebles religiosos, las autoridades federales en coordinación con la Fiscalía General del Estado (FGE) tomaron las muestras en los municipios de Xalapa, Tantoyuca, Cardel, Córdoba, Orizaba, Veracruz, Poza Rica y Coatzacoalcos. Las autoridades federales y el equipo para tomar las muestras adecuadas seguirán instalados desde hoy y hasta el próximo viernes 12. Aunque en el sexenio del priista Javier Duarte se aplicaron más de mil pruebas de ADN para poder cotejar con restos y osamentas hallados en varios de los narcocementerios e inhumaciones clandestinas de la entidad, la Policía Científica aclaró que de aquéllas apenas 165 eran de calidad, pues las demás eran “deficientes” y no correspondían a los estándares para poder hacer una confronta con las muestras sanguíneas de restos humanos. Este lunes los genetistas especializados de la Policía Científica y PGR atendieron de manera individual a víctimas indirectas del delito, con el fin de registrar sus muestras de ADN y, posteriormente, añadirlas al banco de datos y compararlas con indicios de personas localizadas en diversas entidades de la República. En los módulos estuvo personal adscrito a la Fiscalía Especializada en Atención de Denuncias Investigación por Personas Desaparecidas, quienes coordinan junto con la División Científica de la Policía Federal el desarrollo de las jornadas; a su vez, atienden y resuelven dudas de los familiares de las víctimas. En Poza Rica autoridades locales y federales bloquearon el trabajo de la prensa, pese a que desde Xalapa se había lanzado una invitación para que los medios de comunicación pudieran documentar el trabajo de los colectivos de personas desaparecidas. La Fiscalía General del Estado (FGE), al mando de Jorge Winckler Ortiz, consignó 2 mil 345 carpetas de investigación abiertas por la desaparición de personas en el anterior sexenio del hoy preso en Guatemala, Javier Duarte de Ochoa. La anterior administración de procuración de justicia, a cargo de Luis Ángel Bravo –fiscal afín a Duarte– únicamente reconoció 950 desapariciones en la entidad durante el periodo 2011-2015, y 119 personas reportadas como desaparecidas y “encontradas sin vida”, según el folio FGE/UAI/556/2015 derivado de la solicitud de información Infomex-Veracruz 00371915, la cual consignaba que, entre los desaparecidos, 699 eran jóvenes de entre 17 y 27 años. La PGR asegura que en la entidad se concentra 17% de los índices de desapariciones forzadas del país atraídas por la instancia federal, con 183 casos, ocupando así el primer lugar, incluso por encima de Guerrero (92 casos) y de Tamaulipas (173 casos). Por debajo se ubican otras entidades como Coahuila y Sinaloa, según resume el oficio SJAI/DGAJ/01491/2016 obtenido por Apro vía plataforma Infomex. Como desaparición forzada se entiende que los ilícitos fueron cometidos por alguna autoridad y, la mayoría de los casos, por parte de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP). Por separado, a través de un cuestionario escrito, el fiscal Jorge Winckler reviró que si de inhumaciones ilícitas se trata, durante el sexenio de Duarte se encontraron 43 fosas clandestinas en igual número de municipios, sin contar los dos grandes narcocementerios de Arbolillo en Alvarado y de Colinas de Santa Fe en el puerto de Veracruz, en donde ambos acumulan “hasta el momento” la exhumación de más de 300 cráneos, 17 mil restos óseos y cientos de restos humanos. El mapeo de dichas fosas, elaborado por la actual administración de la FGE, ilustra que el crimen organizado utilizaba de cementerios clandestino todas las regiones de Veracruz, el Totonacapan, la Huasteca, los Tuxtlas, la región Olmeca y las periferias de las grandes ciudades. El listado detalla las siguientes ciudades: Pueblo Viejo, Veracruz, Oluta, Ixmatlahuacan, Perote, Misantla, Teocelo, Coatepec, Emiliano Zapata, Tuxpan, Papantla, Acayucan, Jáltipan, Nanchital, Chinameca, Cosoleacaque, Minatitlán, Coatzacoalcos, Agua Dulce, Lerdo de Tejada, Rodríguez Clara, Isla y Alto Lucero. Además de Alvarado, Chontla, Moloacán, Oteapan, Tres Valles, Carlos A. Carrillo, Tihuatlán, Las Choapas, Soconusco, Mecayapan, Chicalpextle, Cosamaloapan, Chacaltianguis, Castillo de Teayo, Tampico Alto, Texistepec, Tlacotalpan, Ixtaczoquitlán, Córdoba y San Rafael. En Veracruz hay 11 colectivos que agrupan a familiares de desaparecidos, y varios de ellos, se encuentran irritados e inconformes con el actuar del actual fiscal, Jorge Winckler, a quien fustigan que aunque reconozca el problema de los desaparecidos en la entidad, no hace gran cosa para solucionarlo y, por el contrario, su trabajo lo centre en la “grilla política”, confrontándose con diputados locales de oposición o en liberar órdenes de aprehensión en contra de exfuncionarios de Duarte, descuidando la búsqueda y el trabajo de desaparecidos. Este martes 9 la fracción parlamentaria del PRD, apoyada por legisladores del PRI, solicitará someter al pleno un extrañamiento y remoción del actual fiscal, luego de que la semana anterior Jorge Winckler llamará a los opositores “sinvergüenzas” y “corruptos”, previó a interponer la solicitud de desafuero de la diputada de Morena, Eva Cadena, y una vez que el Congreso de la Unión no autorizó el juicio de procedencia en contra del legislador federal priista Tarek Abdalá, extesorero de Javier Duarte.

Comentarios