Escala conflicto con normalistas en Aguascalientes: ahora detienen y golpean a estudiantes michoacanos

sábado, 10 de junio de 2017
AGUASCALIENTES, Ags. (proceso.com.mx).- La tarde del viernes 9, unos 26 normalistas de Tiripetío, Michoacán, fueron detenidos y algunos de ellos golpeados por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Aguascalientes cuando pretendían salir del estado para regresar a su estado. En información que surgió de la Secretaría de Seguridad municipal se aseguró que los jóvenes provocaron el enfrentamiento al chocar con un automóvil tipo Chevy, en el fraccionamiento Constitución, al norte de la capital del estado, y que al intentar huir el camión en el que viajaban habría embestido a una patrulla de la secretaría. Al darse cuenta de esto, otros elementos de seguridad que custodiaban la salida de los camiones de los normalistas de Tiripetío decidieron proceder a la detención de los jóvenes, provocando que algunos de ellos corrieran a esconderse en casas del fraccionamiento Constitución. Los detenidos fueron llevados a las instalaciones de la Fiscalía General del estado, según fotografías tomadas en el lugar y publicadas por Newsweek Aguascalientes; sin embargo, los elementos de seguridad pública, al recibir mensajes vía radio, decidieron moverse de ahí y trasladarlos a otro lugar. En la oficina de comunicación de la Fiscalía se informó que probablemente serían trasladados al C4 municipal para después ponerlos a disposición del ministerio público. Al C4 municipal se trasladaron abogados de organizaciones no gubernamentales para apoyar a los normalistas legalmente. En ese lugar, el comisario de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Aguascalientes, Moisés Manzur Constantito, aseguró que esa corporación no había detenido a ningún estudiante. “Tengo entendido que no hay ningún detenido por la policía municipal” dijo cuando se le cuestionó sobre el arribo de patrullas a la Fiscalía con jóvenes detenidos y que posteriormente se retiraron de ahí sin entregarlos. No obstante, Manzur Constantino reiteró no tener conocimiento de esa situación, señalando que si hubiera habido algún operativo correspondía a la Secretaría de Seguridad Pública estatal. En la colonia Constitución, algunos estudiantes se guarecieron en casas particulares, lo que provocó el enojo de vecinos quienes los sacaron a golpes del lugar, según constan videos difundidos por Newsweek Aguascalientes. Alrededor de las 17:00 horas, fueron llegando poco a poco los normalistas michoacanos a la comunidad Cañada Honda, donde está la Normal Rural Justo Sierra Méndez, que aloja a alrededor de 350 mujeres estudiantes, algunos de ellos llegaron golpeados. Los normalistas se comunicaron vía mensaje con los abogados, quienes informaron que cuatro estudiantes estaban siendo atendidos por lesiones de golpes en la cabeza y costillas en una clínica privada al oriente de la capital de Aguascalientes. Ahí un estudiante relató que fueron “paseados” por varias partes de la ciudad y en lotes baldíos los fueron bajando para posteriormente golpearlos y dejarlos libres. “Corrimos para donde pudimos. Nos agarraron. Nosotros pudimos brincar a un terreno, pero de ahí nos sacaron. Nos hicieron brincar de una azotea; les decíamos que el compañero tenía un pie fracturado, pero no les importó. Nos tiraron al suelo, nos empezaron a patear y a pegar con la macana. Nos subieron a la patrulla y nos esposaron”, dijo el estudiante. A la clínica acudió un visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, quien verificó las lesiones de los normalistas michoacanos. “Ahora se está presentado esta situación de detenciones, de abuso de autoridad, de lesiones, de golpeados, ya nosotros acabamos de ver a ocho personas en la Franco Brasileña (clínica), ya habían salido otras cuatro o cinco, no los alcanzamos a ver a ellos porque íbamos llegando”, dijo Roberto Reyes, visitador de la CEDH. El conflicto inició el 31 de mayo cuando las normalistas de Cañada Honda iniciaron movilizaciones hacia palacio de Gobierno para protestar por una pretendida reducción de la matrícula, de 120 a 100 estudiantes por generación y por la intención de hacer mixta la normal rural. Luego de varias reuniones y desencuentros con el gobierno estatal, las normalistas decidieron romper las negociaciones mientras que el gobierno estatal designó al director del Instituto de Educación de Aguascalientes, Raúl Silva Pérezchica, como intermediario para resolver la situación. El secretario general de gobierno, Javier Luévano Nuñez se deslindó del conflicto al “brindar todo su apoyo” a Silva Pérezchica en las negociaciones. El 2 de junio, día en que la Normal Justo Sierra se manifiesta año con año por un desalojo violento de las instalaciones del IEA en el año 2010, normalistas de varias partes del país cerraron la vialidad en la carretera 45 Norte, lo que provocó que elementos de Seguridad Pública estatal despejaran la avenida haciendo huir a los manifestantes. En el breve enfrentamiento resultaron dañados algunos camiones de los normalistas. El jueves 8 de junio, la comunidad Cañada Honda fue cercada por elementos estatales y municipales, lo que provocó que los estudiantes improvisaran barricadas a la entrada de la normal rural. Los elementos se retiraron alrededor de las 20:00 horas sin que se provocara algún incidente. Ese mismo día, pero por la mañana, al realizar un plantón afuera del Palacio de Gobierno, las normalistas aseguraron que si el gobierno estatal respondía a la petición de no hacer mixta la normal, los alumnos foráneos se retirarían del estado y ellas concluirían con los plantones y manifestaciones. La solicitud de la no reducción de la matrícula fue aprobada al menos ante medios de comunicación por el director del IEA de Aguascalientes. En este momento, en Aguascalientes hay normalistas de Michoacán, Estado de México, Guerrero, Oaxaca y Zacatecas apoyando a las normalistas de Cañada Honda y las cuatro normales de Aguascalientes no se han pronunciado en torno al conflicto.