Diputado panista de SLP expuesto en video deja cargo en el Congreso y asegura: 'tengo las manos limpias”

martes, 13 de junio de 2017
SAN LUIS POTOSÍ, Slp. (apro).- Con el argumento de que demostrará que no incurrió en actos de corrupción, el diputado panista Enrique Flores Flores anunció que dejará la coordinación del grupo parlamentario en el Congreso local, con lo que también abandonaría la presidencia de la Junta de Coordinación Política (Jucopo). Flores Flores fue evidenciado en un video difundido por el diario Pulso, en el que aparece dialogando con el alcalde de Ébano, Crispín Ordaz Trujillo, sobre un supuesto cobro de “moches” a cargo de varios diputados locales y funcionarios de la Auditoría Superior del Estado (ASE), a cambio de “limpiar” de observaciones las cuentas públicas de los municipios. Por este asunto, el PAN estatal ha presionado a la Comisión de Orden del CEN a que acelere un proceso de expulsión solicitado desde marzo pasado, cuando Flores Flores asumió la coordinación de la bancada y la presidencia de la Jucopo sin el aval de la dirigencia estatal. “Tengo las manos limpias”, dijo Flores Flores en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado de algunos de los diputados de la bancada del PAN, entre ellos el exdirigente estatal Héctor Mendizábal. La supuesta red que el panista menciona en el video en su conversación con el presidente de Ébano –quien habría sido el responsable de la grabación-- incluye al diputado del PRI, Óscar Bautista Villegas; al perredista José Guadalupe Sánchez Flores, y a Manuel Barrera Guillén, del PVEM. El perredista es presidente de la Comisión de Vigilancia del Congreso y el priista es vocal de la misma instancia. En el video, el diputado panista asegura a Ordaz Trujillo que desde el Congreso se tiene controlada a la ASE para este “bisne”, y que cada alcalde debe entregar entre 10 y 20% del monto observado (que en su caso era de 40 millones de pesos) para obtener como resultado “una cuenta sucia” o “una cuenta limpia”. Además, el diputado Flores Flores se declaró en guerra contra el presidente estatal del partido, Xavier Azuara Zúñiga, algo en lo que también tendría que ver su respaldo a la aspirante presidencial Margarita Zavala, quien en San Luis fue recibida por exnavistas con expresiones de repudio.