Presentan protocolo para uso de fuerza de policía municipal en NL

miércoles, 14 de junio de 2017
MONTERREY, NL. (apro).- Los municipios de Guadalupe y Monterrey presentaron hoy, de manera conjunta, un protocolo del uso de la fuerza de sus corporaciones policiacas, mediante el establecimiento de parámetros que sirven a los agentes determinar cómo deben emplear recursos para intervenir en incidentes de seguridad pública. En el acto, en el que estuvieron presentes el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, y el subsecretario de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, se anunció que el denominado “Modelo integral para regulación de la fuerza de policías” profesionalizará a los uniformados y proporcionará certeza jurídica a las corporaciones y a la ciudadanía. El alcalde regiomontano y exprocurador Adrián de la Garza explicó que el modelo conjunta un protocolo de acción, así como un catálogo de métodos técnicas y armas que pueden ser utilizados, con adecuaciones normativas y un manual operativo. El modelo también prevé un programa de capacitación para los elementos, junto con un plan para invertir en armas no letales, conjunto de disposiciones que serán adoptadas por estos dos municipios con base en referencias nacionales e internacionales en la materia. En el protocolo, que a partir de ahora emplearán los efectivos de las corporaciones, se establecen los principios del uso legítimo de la fuerza con un enfoque hacia la legalidad, respeto a los derechos humanos, la necesidad y la proporcionalidad en la respuesta. A los policías se les pide que empleen recursos menos violentos, antes de recurrir a métodos más agresivos, mediante la detección de elementos en la situación que permitan justificar el uso de medios necesarios para proteger la vida e integridad de cualquier persona. También previene los casos en los que los agentes pueden tomar decisiones sobre el nivel del uso de la fuerza, en referencia directa a la conducta del detenido. Sales Heredia felicitó a los municipios que presentaron el protocolo y remarcó la importancia de la profesionalización de los policías en todo el país, que deben estar cerca de los ciudadanos. “El mensaje esencial aquí es que un policía pueda actuar conforme a la norma: defendiendo a su comunidad, haciendo uso legítimo de la fuerza sabiendo cuándo y cómo. Y algo que es de mayor importancia: en el sistema acusatorio y su vinculación con los derechos humanos sólo se aprende en la práctica. Tenemos que aprender a capacitarnos conjuntamente y entender que tenemos que partir de la raíz”, dijo el vocero de seguridad a nivel federal. Los 155 mil agentes municipales que hay en México deben capacitarse y comportarse de acuerdo a la normatividad, pues las corporaciones emanadas de los ayuntamientos son las más cercanas a la comunidad, señaló Sales Heredia. Consuelo Morales Elizondo, directora de la asociación Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac), se mostró complacida con el establecimiento de estos procedimientos, que mejorarán el desempeño de las policías guadalupense y regiomontana. “Gracias a todos los esfuerzos previos y al trabajo para formalizar lo que hoy anunciamos, en particular por la apertura, interés y tenacidad con la cual ustedes y sus equipos aceptaron trabajar en el desarrollo del protocolo”, destacó.