Gobierno de Colima subasta helicóptero en 129 mil dólares por el que Anguiano Moreno pagó 1.2 mdd

viernes, 2 de junio de 2017
COLIMA, Col. (apro).- El gobierno de Mario Anguiano Moreno adquirió en 2011 un helicóptero nuevo marca Robinson R44 Raven II, en un millón 200 mil dólares, y seis años después la administración de José Ignacio Peralta Sánchez subastó el mismo aparato en una cantidad casi diez veces menor: 129 mil 181 dólares. En su momento, el gobierno estatal justificó la compra bajo el argumento de que además de las tareas de seguridad pública, la aeronave “se usará en acciones de protección civil: rescate, evacuación, localización de personas, vigilancia volcánica y rescates en mar abierto y ríos”. Según un boletín emitido en junio de 2011 por la Coordinación General de Comunicación Social, “antes de decidir la compra del helicóptero, todas las personas que participaron en el análisis compararon las ventajas y desventajas de las aeronaves, y se optó por el más adecuado para Colima”, además de que “la unidad adquirida por el gobierno es la nave que se podrá tener en operaciones permanentemente por su bajo costo de mantenimiento”. En contraste, entre los argumentos de la actual administración para venderlo se encuentra el hecho de que está en malas condiciones mecánicas y no puede ser utilizado, pues necesita un mantenimiento mayor con un costo “muy alto”, que oscila entre 200 mil y 300 mil dólares, en tanto que “no es un helicóptero funcional para ayudar en las tareas de seguridad y de protección civil”, de acuerdo con declaraciones del secretario de Administración y Gestión Pública, Kristian Meiners Tovar. Conforme al avalúo realizado por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), considerando los costos del mantenimiento que requiere, el precio de salida de la aeronave en la subasta pública cerrada este miércoles 31 fue de 969 mil 608 pesos, pero entre las 338 ofertas realizadas, la ganadora ascendió a 2 millones 454 mil 444 pesos. Desde el momento de la compra del helicóptero, el asunto fue discutido en el Congreso local con los argumentos de que podría tratarse de una adquisición a “sobreprecio” y de que precisamente no reunía las características para utilizarse en labores de protección civil. En la sesión legislativa del 11 de mayo de 2011, el diputado panista Milton de Alva Gutiérrez señaló en tribuna que las aeronaves Robinson R44 son usadas por ejecutivos para trasladarse a sus oficinas y no pueden ser utilizadas como ambulancia, pues no cabe una camilla para trasladar de emergencia a una persona herida, por lo que “este hecho descarta que sea una aeronave multipropósito”. De Alva dijo haber enviado un oficio al gobernador Mario Anguiano para que aclarara el tipo de helicóptero, el costo total, las características y sus especificaciones, costos de mantenimiento, factura, equipamiento, así como los criterios tomados para la adquisición del equipo. Por su parte, el diputado Nicolás Contreras Cortés, entonces miembro del Partido Nueva Alianza, denunció que los precios del mercado de ese tipo de helicópteros oscilaban entre 686 mil y 798 mil dólares, muy por debajo de la cantidad de un millón 200 mil dólares anunciada por el gobernador. “No quiero pensar que se anuncia porque hay intermediarios, porque hay ganancias, porque hay gente que se está quedando con algún recurso”, apuntó. Frente a esa diferencia “bastante marcada”, Contreras propuso un punto de acuerdo para citar al entonces secretario de Finanzas, Francisco Osorio Cruz, para que explicara los aspectos relacionados con la compra del helicóptero. Sin embargo, la fracción mayoritaria del PRI adujo que el precio final del helicóptero era con el equipamiento y las adecuaciones especiales solicitadas por el gobierno colimense y desechó la propuesta de Nicolás Contreras.