Detenido por ataque a familia en la México-Puebla exige disculpa pública de CNS

martes, 20 de junio de 2017
PUEBLA, Pue. (apro).- Al asegurar que la Policía Federal (PF) le sembró pruebas para usarlo como “chivo expiatorio”, Orlando Xolalpa Sánchez exigió una disculpa pública del comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, quien lo presentó como uno de los participantes en el ataque contra una familia ocurrido el pasado 2 de mayo en la autopista Puebla-México. En rueda de prensa y acompañado por abogados, el habitante de Santa María Moyotzingo afirmó ser una persona que ha dedicado toda su vida a trabajar en el campo. Acusó que policías federales le “sembraron” metanfetaminas y armas para justificar su detención. El pasado 16 de mayo, Sales Heredia presentó en conferencia o Xolalpa Sánchez, detenido como parte de una banda delincuencial dedicada al robo de transportistas en la autopista Puebla-México y presunto responsable de la agresión contra una familia que derivó en el asesinato de un niño de dos años de edad y la violación sexual de una mujer y una menor. Según el comisionado, Orlando -a quien identificó como El Chivo-, fue detenido con base en una denuncia anónima, y en posesión de una pistola calibre 45 y un envoltorio con droga sintética. No obstante, la semana pasada fue liberado bajo reservas de ley. Ese martes acusó a policías federales de detenerlo sin motivo cuando salía de su casa en compañía de su abuelo. De acuerdo con su versión, fue torturado y amenazado de muerte por los elementos policíacos, pese a su estado delicado de salud: cirrosis hepática, edema pulmonar, hipertensión y anemia. Orlando Xolalpa aclaró que ni siquiera es apodado El Chivo, sino que fue un mote inventado por las autoridades, junto con la supuesta confesión que hizo sobre su participación y la de sus hermanos en el asalto. El denunciante reconoció que éstos están en la cárcel acusados de robo, pero aclaró que fueron apresados antes del ataque a la familia Vázquez, razón por la que era imposible que participaran en el crimen. Analizan denunciar a la PGR Raúl Rodríguez de la Fuente, abogado de Xolalpa, advirtió que analizan la posibilidad de interponer una denuncia penal contra la Procuraduría General de la República (PGR) y la Fiscalía Estatal por el daño causado a su cliente, reconocido entre los habitantes de Santa María Moyotzingo como una persona tranquila y dedicada al campo. Agregó que, así como salieron en rueda de prensa nacional a inculpar al labriego poblano, las autoridades tendrían que emitir una disculpa pública para limpiar el nombre de Orlando. El litigante pidió que se evite incriminar a Xolalpa, pues las autoridades pretenden seguir el proceso por la supuesta posesión del arma y la droga, pese a que ambas fueron “sembradas” por los policías para justificar su detención y obligarlo a declararse culpable. Rodríguez de la Fuente señaló que este caso debe preocupar a la sociedad en general, pues en esas condiciones “a cualquier ciudadano se le puede fabricar un delito”. Mayra Xolalpa, hermana del inculpado, señaló que ya denunciaron el caso ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), pues el encarcelamiento de su familiar agravó sus problemas de salud y puso en peligro su vida. Desde su detención, habitantes de Santa María Moyotzingo alertaron a la prensa poblana de que el detenido era sólo un “chivo expiatorio”, pues sufría de problemas de salud crónicos y no había antecedentes recientes que lo relacionaran con hechos delictivos. Agregaron que ninguno de los integrantes de la familia Vázquez, del municipio de Quecholac, identificada al detenido como uno de sus agresores. Una semana después, el fiscal general de Puebla, Víctor Carrancá Bourget, confirmó estas versiones al afirmar que en las investigaciones no se encontraron elementos para implicarlo. El 29 de mayo, la Fiscalía presentó a cinco detenidos identificados por la familia como los autores del asalto ocurrido la madrugada del 2 de mayo. Entonces, reiteró que no había datos que implicaran a Xolalpa.

Comentarios