Exdiputado de MC en Chihuahua es vinculado a proceso

domingo, 25 de junio de 2017
CHIHUAHUA, Chih. (proceso.com.mx).- El juez de Control, Octavio Armando Rodríguez Gaytán, dictó vinculación a proceso por el delito de influencias en agravio del erario estatal en contra del exdiputado del partido Movimiento Ciudadano, Fernando Mariano Reyes y a su presunto cómplice, el empresario Iván Sánchez Jasso. De acuerdo con un testigo protegido, que corresponde a un exfuncionario de la Secretaría de Hacienda estatal, el diputado federal suplente, Antonio Enrique Tarín García (preso por peculado), cuando fue director de Adquisiciones, autorizó el pago de 2.4 millones de pesos a la empresa Bildung Consultoría Internacional, de la que los imputados son socios. Los cheques fueron recibidos en la Secretaría de Hacienda por orden directa del exgobernador César Duarte. Uno fue por 500 mil pesos, el 23 de agosto de 2016; el segundo por 300 mil, el 26 del mismo mes; el 15 de septiembre, otro por 400 mil;  el cuarto pago el 23 del mismo mes por 400 mil, y un pago de 820 mil realizado a cinco días de entregar el gobierno, el 30 de septiembre del mismo año. Todos fueron depositados en banco Santander al número de 655001568637. El testigo protegido fue identificado con el número R78D75ADF35X/2017 y él informó que el desvío de los 2 millones 400 mil pesos fue autorizado por los directores de la Secretaría de Hacienda estatal, ya que Duarte ofreció apoyos económicos a los diputados locales para aprobar la bursatilización de 6 mil millones de pesos. En el caso de Fernando Reyes, el pago se hizo a través de servicios simulados. Según el testigo, en una reunión con el exsecretario de Hacienda, Jaime Herrera Corral, Reyes le presentó cuatro facturas por papelería como proveedor, pero el exfuncionario le comentó que no era posible hacerlo porque ya había un proveedor en ese rubro, sin embargo el entonces legislador le respondió que era una orden del gobernador. Entonces acordaron buscar otra forma para hacer los pagos, por lo que Herrera se comunicó con el exsecretario general de gobierno, Mario Trevizo Salazar, y éste  a su vez con Gerardo Sandoval, director administrativo de la Secretaría General de gobierno, para que se autorizara el pago. Asentaron que Jaime Herrera aprobó la suficiencia presupuestaria para dicho contrato, el 5 de enero de 2015 y el mismo lo realizaron con Hacienda y la Secretaría General. El contrato incluía: análisis de situación de municipios con investigación y documentación por 580 mil pesos; análisis presupuestal por 606 mil; análisis financiero del gobierno federal de acuerdo con necesidades de los municipios, por 300 mil 207 pesos, y prospectiva de programas federales y aplicabilidad, por 550 mil. El testigo protegido identificado con la clave R68D75ABF35X-16, cercano al gabinete duartista, informó que el exgobernador tenía contacto permanente con los legisladores para buscar apoyo para la aprobación de iniciativas, por las que ofrecía apoyo económico. Él dio a conocer el convenio que hizo el gobierno estatal con Fernando Reyes, presuntamente para que diera su voto a favor de la bursatilización de 6 mil millones pesos, al finalizar la administración de Duarte. Una vez que aprobaron la bursatilización, el diputado pidió que se diera cumplimiento al convenio. La representación social dio a conocer ante el juez que para justificar la prestación de servicios que exigía el convenio, asesorías a gobiernos municipales, copiaron y pegaron información de unos 8 portales de Internet, a través de la empresa Bildung Consultoría Organizacional y presentaron ejemplos de ello. Reyes Ramírez y Sánchez Jasso enfrentan el proceso en libertad condicional luego de que en la audiencia de formulación de imputación, depositaron los casi 2 millones y medio. Ambos fueron acusados por el delito de peculado, pero fue reclasificado por trafico de influencias, de acuerdo con la causa penal 1841/2017.