Niegan vinculación contra tres exfuncionarios de Rodrigo Medina

lunes, 26 de junio de 2017
MONTERREY, NL (apro).- Un juez de control determinó hoy auto de no vinculación a favor de tres exfuncionarios de la dependencia estatal Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (SADM), al considerar que el único implicado en la irregularidad es el que fuera su director, Emilio Rangel Woodyard. El juzgador Adalberto Trejo dijo que no encontraba elementos para inculpar por ejercicio indebido de funciones a José Luz Hernández, Juan Emilio García y Gerardo Bermejo, que con anterioridad habían sido imputados por la Subprocuraduría Anticorrupción estatal. En su argumentación, el juzgador explicó que el director de SADM era el único que pudo haber otorgado el contrato irregular a la empresa Comercializadora Jubileo por 538 millones de pesos, con el fin de que construyera una planta de tratamiento de lodos en el poblado Dulces Nombres, del municipio de Pesquería. Tras nueve horas de audiencia, Trejo señaló que no podía procesar a quienes no tenían capacidad para otorgar el contrato. “Ninguno puede ser considerado como autor material, sino Emilio Rangel, que realizó la contratación en la planta de lodos”, expuso. Por eso exculpó a los tres exfuncionarios y únicamente dejó que siguiera el juicio por ejercicio indebido de funciones en contra de Rangel Woodyard, quien fuera encargado de la dependencia en los sexenios de Natividad González y su sucesor Rodrigo Medina. El 22 de marzo el juez Pedro Cisneros vinculó al exfuncionario luego de que la Fiscalía expusiera que el inculpado utilizó métodos erróneos para evaluar el desempeño de la empresa y aprobó detalles técnicos que no cumplían con los requerimientos solicitados para la instalación de la tratadora de lodos. El contrato con Jubileo fue firmado el 11 de diciembre del 2014 entre Rangel y Roberto Elías, representante legal de la firma.