Choferes llevan a Casa de Gobierno el ataúd de compañero asesinado en Colima

martes, 6 de junio de 2017
COLIMA, Col. (apro).- Operadores del transporte urbano de esta ciudad llevaron a la Casa de Gobierno el cuerpo de Fabián Mundo, su compañero asesinado la noche del sábado anterior durante un asalto en la colonia Palo Alto, para quien exigieron justicia. Antes de dirigirse hacia el cementerio, colocaron el ataúd de la víctima frente a la entrada principal del inmueble, donde también demandaron garantizar la seguridad de los conductores y pidieron ser recibidos por el gobernador, el priista José Ignacio Peralta Sánchez. El contingente fue atendido en la calle por Viviana Gómez Lezama, directora de Audiencias de la oficina del gobernador, quien les informó que el mandatario no se encontraba en ese lugar, pero se comprometió a tramitarles una audiencia cuya fecha les informaría este mismo día. Samuel González, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores del Servicio de Transporte Público del Estado de Colima, se quejó de que cuando han solicitado audiencias para otros asuntos, les han pospuesto y cancelado las fechas, por lo que “no se vale que nos den largas, hoy se trata de la vida de nuestro compañero, pero mañana podría ser otro compañero caído más, ya estuvo bueno”. El cuerpo de Fabián Mundo, de 72 años, fue llevado a la residencia oficial del gobernador a bordo de una carroza, al frente de un convoy de una veintena de unidades del transporte colectivo que bloquearon temporalmente los dos sentidos de la calzada Pedro Galván. González anunció que como una medida de seguridad los conductores del transporte urbano decidieron suspender el servicio todos los días a las 9 de la noche, pues muchas de las colonias de la ciudad son conflictivas e inseguras. Asimismo, propuso una reunión entre concesionarios, operadores y representantes del gobierno estatal para dialogar sobre la implementación de un botón de pánico, cámaras de video en todas las unidades de transporte y seguro de vida para los trabajadores del volante. “Lo que queremos es desincentivar al delincuente a que vaya a querer agarrar como objeto al urbanero, pues lo roban, lo matan y nadie dice nada, entonces a final de cuentas ya no van a ser las casas-habitación el primer objetivo del ladrón, va a ser el chofer de transporte urbano”, añadió un integrante de la organización. La víspera, miembros del sindicato de transportistas se reunieron con el procurador José Guadalupe Franco Escobar, para conocer el estado que guarda la investigación de los hechos. A través de un comunicado, la Procuraduría General de Justicia del Estado informó que el funcionario aclaró que esta persona perdió la vida a consecuencia de un fuerte golpe que le propinaron en el rostro con un objeto, y no por impactos de arma de fuego como equivocadamente se difundió en algunos medios de comunicación. Franco dijo a los transportistas que el área de inteligencia de la institución se encuentra trabajando sobre distintas hipótesis, la mayoría de ellas presumen el asalto como causa del atentado que sufrió el operador del transporte urbano, quien fue localizado sin vida a bordo de la unidad estacionada en una de las calles de la colonia Fátima, en Colima. Samuel González y Miguel Martín Ruiz, secretario general y secretario de conflictos de la organización, respectivamente, pidieron al procurador hacer lo que esté en sus manos para esclarecer la muerte de su compañero y que ésta no quede impune, y para ello se mostraron dispuestos a aportar datos que puedan coadyuvar a dicho objetivo. En declaraciones realizadas este martes después de la manifestación frente a la Casa de Gobierno, luego de participar en un acto público, el gobernador José Ignacio Peralta dijo entender el sentir de los transportistas y de la sociedad colimense en general ante el asesinato del conductor. “Me solidarizo por supuesto con el gremio de transportistas, pero de manera muy especial con la familia de la persona que lamentablemente falleció; es un acto que reprobamos y ya tiene instrucciones el procurador de llevar a cabo las investigaciones que nos permitan esclarecer este crimen y que se haga justicia”, ofreció. Peralta refirió que en la nueva ley de movilidad se establecen una serie de requisitos que se deben exigir de las empresas transportistas en materia de derechos laborales para los trabajadores, en términos de seguridad social, prestaciones para que hagan bien su trabajo, además de medidas de seguridad. “Son las empresas de transportistas las que obedeciendo el requisito de ley deben de implementar ese tipo de mecanismos; nosotros ya estamos trabajando en eso y espero que se dé pronto una situación que permita advertir una amenaza para alguno de los choferes; es uno de los temas que se están contemplando en el acuerdo tarifario y que va a permitir brindarles la seguridad a todos los trabajadores del volante”, concluyó el mandatario.