PAN 'manda al diablo las instituciones” en Coahuila, acusa líder nacional del PRI

miércoles, 7 de junio de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Existe la “total certeza” de que el candidato del PRI a la gubernatura de Coahuila, Miguel Riquelme, es el “ganador de la pasada contienda electoral”, por lo que el PAN debe respetar la decisión de los ciudadanos y el tricolor defender el sufragio de los coahuilenses, aseguró Enrique Ochoa Reza, dirigente del Comité Ejecutivo Nacional de este último partido. Con apenas 71.9% de los votos registrados por el Instituto Electoral de Coahuila y una posible impugnación en puerta, Ochoa Reza reiteró que el PRI tiene total “certeza” y “seguridad” de la “victoria que el pueblo de Coahuila dio a Riquelme”, porque –sostuvo— el partido tiene copia de las actas, mismas que, supuestamente, ya se contabilizaron. Por ello, en rueda de prensa y en compañía de Miguel Riquelme Solís, el presidente del CEN acusó a Acción Nacional de “querer robarse los votos que no se obtuvieron en urna” y con ello “atacar a la democracia del estado”. Las palabras de Ochoa Reza fueron que “al ver que su candidato no ganó, el PAN decide inventar fraudes y mandar al diablo a las instituciones; mandan también al diablo los derechos de las ciudadanas y ciudadanos que participaron libremente el pasado domingo. Esa actitud no es correcta. No se lo podemos permitir”, desafió. También resaltó que esta posición era similar a la del líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador. Dijo: “Llamamos puntualmente a los dos Anayas a dejar de ser aprendices de López Obrador”. Por ello, el presidente del Revolucionario Institucional solicitó a sus militantes defender “juntos” y “pacíficamente” los sufragios de la entidad; al Instituto Electoral del estado a no caer en las “presiones políticas de la oposición”, y a Acción Nacional a “la civilidad” y a “respetar la decisión democrática de los coahuilenses”. Y concluyó: “Miguel Riquelme es el gobernador electo por la mayoría de la ciudadanía coahuilense, con las actas en mano, estamos cien por ciento seguros de que así se va a confirmar en los cómputos oficiales que iniciaron hoy. En el PRI no vamos a permitir que el PAN divida a esta sociedad de mujeres y hombres libres y responsables. Respeten la legalidad. Respeten la voluntad de los coahuilenses. Ganó Coahuila. Ganó Miguel Riquelme”, sentenció. El resultado de la contienda electoral de Coahuila, del pasado 4 de junio, fue una de las más criticadas debido a que desde semanas anteriores organizaciones civiles denunciaron que consejeros del Instituto Electoral del estado tenían vínculos con el actual gobernador Rubén Moreira. Los rumores del supuesto fraude electoral aumentaron cuando un día después de la elección, el mismo instituto dejó de computar los votos cuando apenas sumaba 71.9% de éstos. Según argumentó la directora del Instituto Electoral de Coahuila, Gabriela de León, las 16 mil actas restantes –correspondientes a 21% de los votos— presentaban “inconsistencias y eran ilegibles”. Se añade que durante la jornada se presentaron actos de violencia, al registrarse el robo de tres paquetes electorales, pertenecientes a la región de Ciudad Acuña. Ayer De León pidió a los candidatos del PRI, Miguel Riquelme, y al panista Guillermo Anaya, que dejaran de pronunciarse como ganadores, ya que el conteo de votos se reiniciaría este miércoles 7.

Comentarios