Mujer policía denuncia a alcalde oaxaqueño por negarle licencia de maternidad

miércoles, 19 de julio de 2017
OAXACA, Oax. (apro).- El presidente municipal de San Pedro Comitancillo, Arturo Cruz Girón, fue denunciado por violencia laboral y obstétrica al negarle una licencia de maternidad a la mujer policía Celida Santos Hernández y realizar descuentos a su salario en el último mes. El caso ya se encuentra en la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) en espera que se le brinden medidas cautelares, ya que la policía municipal se encuentra en el octavo mes de embarazo gemelar y considera que la actitud del edil es discriminatoria y misógina. “Tengo que subir a la camioneta y dirigirme a mis áreas, en ocasiones trabajaba en los días francos que me dan, es decir los días libres, porque no había de otra. El presidente municipal se ha portado con una actitud discriminante hacia mi persona y me ha dicho que haga lo que quiera, pero él no está obligado a darme licencia y mucho menos goce de sueldo por mi maternidad”. La mujer policía explicó que fue contratada en el mes de enero cuando tomó posesión Cruz Girón y desde entonces fue ubicada para vigilar los accesos a San Pedro Comitancillo en la región del Istmo de Tehuantepec. Sin embargo, conforme pasaban los días su embarazo era más notorio y a pesar de solicitar cambios en su puesto y ubicarla en zonas administrativas del área de la Dirección de Seguridad Municipal, nunca se le tomó en cuenta. Actualmente Celida sólo cuenta con servicio médico del seguro popular porque el ayuntamiento no le ha proporcionado nada, inclusive el pasado 29 de junio el médico de la unidad de salud le recomendó mediante una receta reposo absoluto y por faltar le descontaron cinco días de su salario a pesar de que en nómina el descuento no se refleja. “En las últimas dos quincenas me descontaron, en la primera 300 pesos y en esta última más de la mitad, mi salario es de mil 900 pesos quincenales, no lo recibí, no firme nada, no he cobrado, se están violentando mis derechos solo por estar embarazada”, puntualizó. Y agregó: “El pasado viernes me llegó un citatorio que el alcalde me esperaba en su oficina a la 13:00 horas, el citatorio lo recibí 10 minutos antes, no fui y este lunes que lo busqué me dijo que perdí mi oportunidad”. Ante esta violencia laboral, de género y de sus derechos humanos, Celida acudió con la síndica municipal Miroslava Cabrera Solórzano quién en su carácter de representante legal del ayuntamiento municipal le proporcionó su licencia de maternidad, pero el alcalde se negó nuevamente a validarla. “Al mostrarle al presidente municipal la licencia de maternidad se refirió al oficio como un papel que no sirve y que no tiene validez, me siento desesperada, esto ha afectado mi estado de ánimo, mi familia está molesta y todos los que me conocen, somos paisanos y lejos de recibir un apoyo, estoy sufriendo una discriminación”, agregó. Por su parte la síndica municipal lamentó y reprobó que el presidente municipal actué de una forma discriminatoria contra un personal del ayuntamiento, que aunque no es de base, es una mujer que merece respeto. “Está embaraza y próxima a dar a luz, no es justo que una actitud misógina del alcalde, además de su machismo, no tolere y respete los derechos humanos, cuando vi que no le otorgaba la licencia de maternidad lo tuve que hacer porque las leyes la amparan, es mujer y es trabajadora de este ayuntamiento”, expresó.