Director del penal de Acapulco sí está separado y se usaron armas en masacre: Astudillo

viernes, 7 de julio de 2017
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El gobernador Héctor Astudillo Flores señaló que en la masacre de 28 reos en el penal de Acapulco, ocurrida ayer, tres custodios participaron como “facilitadores” del grupo agresor, el Cártel Independiente de Acapulco (CIDA), y se utilizaron armas de fuego para atacar a las víctimas. También confirmó que el director de la cárcel de Las Cruces, Miguel Ángel Gómez Garduño, fue separado del cargo y se encuentra sujeto a investigación para deslindar responsabilidades. La postura del mandatario contradice la declaración de su vocero en Seguridad, Roberto Álvarez Heredia, quien esta mañana negó que el director de la cárcel hubiera sido separado del cargo, y rechazó el uso de armas de fuego en la masacre. Entrevistado al término de un acto oficial realizado esta tarde en Acapulco, Astudillo calificó como “inesperada” la confrontación entre dos grupos antagónicos que dejó un saldo de 28 internos asesinados y tres heridos. Consideró que “no tuvo tiempo” para cumplir con la recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), emitida el mes pasado, en la que advirtió sobre el autogobierno, actos de corrupción y la sobrepoblación en las principales cárceles de la entidad. Luego recalcó que el director del penal de Acapulco fue separado del cargo y se encuentra sujeto a una investigación ministerial, junto con tres custodios que participaron en la masacre organizada por 11 internos vinculados al Cida. Según el mandatario estatal, los tres custodios “dieron facilidades” al grupo de internos vinculados al grupo criminal que orquestó el ataque contra reos de bandas rivales, y sostuvo que se utilizó al menos un arma de fuego, dado que en el lugar se embalaron tres casquillos y uno de los heridos presenta lesión de ese tipo.

Comentarios