Irrita a gobernador de Guanajuato desaire de Pemex a reunión sobre combate a huachicoleros

viernes, 7 de julio de 2017
IRAPUATO, Gto., (apro).- El gobernador Miguel Márquez reclamó al director general de Pemex, José Antonio González Anaya, su ausencia de la reunión con el Grupo de Coordinación Guanajuato, donde se presentó una campaña y algunas acciones para enfrentar el robo de combustible, delito en el que esta entidad ocupa los primeros lugares junto con Puebla. Tras informar que de enero a junio se recuperaron más de 4 millones de litros de combustible robado en la entidad, Márquez fustigó a la paraestatal, al reclamar un “planchazo” de González Anaya a la reunión efectuada este viernes en las instalaciones de la 12 Región Militar, a la que el directivo se había comprometido a asistir: “Aquí hay resultados, aquí hay trabajo. Con Pemex y sin Pemex, nosotros no hemos dejado de trabajar. Y vaya que se los digo con toda honestidad: el principal responsable es Pemex; es el que debería estar ahí, pero al final del día hemos demostrado que aún con ellos, sin ellos, a pesar de ellos, hemos estado trabajando. Yo sí estoy molesto, estoy muy molesto, desconcertado”, espetó Márquez Márquez. El gobernador mencionó que la reunión fue acordada con el titular de Pemex, quien también integró un representante de la empresa productiva del estado al Grupo de Coordinación Guanajuato, y se dijo molesto porque “no hubo ni una llamada, ni siquiera para comentar si algo se les complicó”. “Lamentablemente no vinieron, no sé por qué; si me preguntan no sé, no tengo la menor idea. Pemex podrá en su momento decir por qué no pudieron venir”, tronó Márquez. El mandatario panista defendió con insistencia el trabajo de las instancias estatales de seguridad y aseguró que en coordinación con elementos federales y del Ejército “se está trabajando y hay resultados”. Pero también advirtió que, si Pemex no toma las acciones que se le han sugerido desde el Grupo de Coordinación respecto de la seguridad de los ductos y para la vigilancia interior, “esto (el robo de combustible) lo vamos a seguir viendo de manera permanente”. “Espero que en los próximos días, meses Pemex nos dé una grata sorpresa a todos donde se tomen acciones, donde se lleven medidas mucho más fuertes, que sean ejemplares. De otra forma es más complicado”, agregó. En una rueda de prensa para presentar la campaña contra el robo de combustible, principalmente gasolina, Miguel Márquez retomó su exigencia para que el Congreso de la Unión endurezca las leyes contra el uso de armas exclusivas del Ejército y el robo de combustible. Aunque admitió “algunas fallas” en el combate a la inseguridad –la entidad mantiene un exponencial incremento en delitos como los homicidios dolosos-- sostuvo que “no es por falta de trabajar”. “Hoy nuestro país y lo digo, lamentablemente, vive una situación de emergencia nacional en materia de seguridad. Eso lo digo de manera clara, no es privativo de ningún estado, es un tema nacional; por eso no puede esperar más hasta que regresen en septiembre los legisladores para llevar a cabo el análisis y luego subir al pleno para que toda esta gente que tenemos aquí, mucha de esta gente siga en la calle como si nada. La puerta giratoria sigue día a día, entran por una puerta y salen por la otra”, dijo, al achacar la situación a la impunidad. En la conferencia, el gobernador presentó una campaña dirigida a la concientización sobre el robo de combustible como un delito federal, el riesgo de comprar gasolina adulterada y de los incendios de tomas clandestinas que pueden derivar en una tragedia. También anunció algunos apoyos en una veintena de comunidades de Silao, Irapuato, Salamanca, Apaseo el Alto, Apaseo el Grande, Jerécuaro y Villagrán que presentan altos índices de tomas clandestinas y huachicoleo. Como ejemplo, mencionó los casos de la comunidad de Nuevo México y El Arenal en Silao, a unos metros del desarrollo industrial Puerto Interior, “donde tenemos un gran problema de extracción”. En tanto, el procurador Carlos Zamarripa detalló resultados atribuidos al Grupo de Coordinación, entre los que citó la recuperación de 4 millones 883 mil litros de hidrocarburo, de los cuales casi 230 mil litros fueron de combustóleo, en el periodo enero a junio de este año. En el mismo lapso se detuvo a 721 personas vinculadas con robo, extracción y venta de hidrocarburos; se efectuaron 225 cateos y se aseguraron 151 inmuebles, de los cuales 62 están en vías de extinción de dominio. También fueron asegurados mil 458 vehículos --camiones, camionetas, autos y motocicletas, gran cantidad de éstos con reporte de robo--, así como 14 tráileres, 50 pipas, 17 remolques, dos cajas de tráiler; 31 motobombas, 10 cisternas, 84 cubitanques, 103 bombas para extracción, 63 tramos de manguera de alta presión, 2 mil 478 contenedores de diversas capacidades y 46 equipos y herramientas para “ordeña” de combustible.

Comentarios