Persisten denuncias contra el gobierno de Morelos por retención de víveres

sábado, 23 de septiembre de 2017
CUERNAVACA, Mor. (proceso.com.mx).- Las denuncias contra el gobierno de Graco Ramírez por la retención de las provisiones que de forma solidaria han reunido organizaciones, ciudadanos e instituciones de otros estados, continúan. A ello se siguen sumando aquellas que tienen que ver con el condicionamiento a la ayuda o los apoyos federales. La noche del viernes y una buena parte de este sábado, el Mando Único desplegó operativos en los accesos al estado, para “captar” desde esas zonas los camiones con ayuda. Fueron varias las denuncias que se realizaron a través de redes sociales, de camiones que eran escoltados por elementos de las fuerzas públicas. El reclamo más importante fue la hecha por Karime Díaz, quien al medio día, informó a través de dos videos en sus redes sociales que un convoy proveniente de Irapuato con víveres y unos 15 voluntarios estaban desaparecidos y que no tenían comunicación con ellos desde muy temprano. “Lo último que supimos de ellos fue que habían entrado a Cuernavaca, fue como a las 7:30 de la mañana. Entonces nos indicaban que habían entrado a Cuernavaca. Pero ya casi es la 1 de la tarde y no tenemos comunicación con ellos, sólo sabemos que son dos tráilers con ayuda y un autobús de pasajeros con al menos 15 voluntarios”, dijo a través de su cuenta de Facebook. “Nos preocupan no sólo los víveres, sino nuestros amigos voluntarios. Porque, como ustedes han escuchado en las redes, el gobierno estaba reteniendo la ayuda”, sostuvo junto con otro grupo de jóvenes en el centro de acopio, quienes aseguraron que “ahorita el gobierno de Morelos ya bloqueó los accesos de la Ciudad de México, de Puebla, de todos lados, ya como sociedad civil organizada no podemos hacer nada, porque nos lo impiden”. Apro pudo comprobar como efectivamente desde el jueves por la noche, hay operativos en los accesos a Cuernavaca, así como en la región oriente en la carretera, para ir “captando” las unidades que luego son “escoltadas” a bodegas gubernamentales o a las oficinas de la Fundación Comunitaria Morelense, una organización que fue fundada a principios de la década pasada por Graco Ramírez y Elena Cepeda. A las 14 horas, en entrevista, Karime dijo que ya habían tenido noticias de uno de los tráilers y a las 17 horas, confirmó que habían sido localizados todos los voluntarios y los víveres. Explicó que lo que ocurrió es que los voluntarios provenientes de Irapuato, al observar importante presencia policiaca en la carretera y sobre todo en los accesos a Cuernavaca, decidieron implementar “un operativo” civil. Quitaron todo tipo de insignia para evitar ser detectados y luego se dividieron hasta ingresar al interior del estado. Cuando Karime Díaz y su grupo de amigos de Morelos supieron de sus compañeros de Irapuato, éstos ya se encontraban en varias comunidades del sur del estado, entregando la ayuda a distintas comunidades, particularmente en Jicarero, en Jojutla y otras más. Condicionamiento del apoyo A los testimonios que este reportero pudo recabar en Jojutla, donde personas acusaron a personal del gobierno del estado de no entregarles víveres hasta que no mostraran su credencial, se sumó el hecho de que familias de la colonia Alta Vista, en el poniente de Cuernavaca, advirtieron que deberán mantenerse en el albergue de la secundaria 2, pues de no hacerlo, “no nos van a dar casa”, aseguraron. Los testimonios advierten que desafortunadamente el número de personas que fueron afectadas por el sismo del 19 de septiembre, en esta zona de la entidad, rebasan las 400, lo que hace que se mantengan hacinadas. A dos cuadras del lugar se encuentra el centro de acopio de la Preparatoria 2 de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), que también está habilitado como albergue, no obstante las familias no quieren trasladarse a este sitio. “Es que la gente del gobierno ya nos dijo que si queremos casa, tenemos que quedarnos aquí, que si nos vamos con la Universidad o con otros, que no nos darán casa y nosotros perdimos todo”, dijo uno de los refugiados, quien vivía en la Ampliación Alta Vista, donde se desgajó la peña debido al sismo pasado. Mientras tanto, miles de ciudadanos de todos los estados de la república siguen llegando a Morelos con víveres, colchonetas, cobijas, herramientas. En tanto, en varias comunidades han hecho llamados para que comiencen a entregarse materiales para construcción, para iniciar los trabajos de rehabilitación de viviendas.

Comentarios