Abuchean y lanzan mentadas a Graco; ciudadanos le exigen que no retenga ayuda (Video)

domingo, 24 de septiembre de 2017
CUERNAVACA, Mor. (proceso.com.mx).- Durante la visita del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, a Zacatepec, el gobernador Graco Ramírez enfrentó los gritos y reclamos de ciudadanos quienes le exigieron que entregue la ayuda a los damnificados y no la mantenga en bodegas de su gobierno. Voluntarios y ciudadanos interpelaron al mandatario a las afueras del estadio Agustín Coruco Díaz, la obra más visible de su gobierno y la más cuestionada por organizaciones civiles. [video width="400" height="224" mp4="https://cdn.proceso.com.mx/media/2017/09/Rechifla-a-Graco-en-Zacatepec-Especial-240917.mp4"][/video] Además de mentadas de madre y rechiflas, demandaron al tabasqueño dejar de perseguir a ciudadanos de otras entidades que llegan a Morelos con ayuda. Mientras Graco trataba de escabullirse de la multitud, se escuchó el grito: “¡Que reparta! ¡Que reparta!”, en referencia a las despensas y ayuda que ha sido acaparada por el gobierno del estado. El perredista salió junto con Osorio Chong, quien tenía el rostro inmutable; luego se dirigieron al mercado municipal de Zacatepec, donde realizaron un recorrido para conocer los daños que sufrió el inmueble. El secretario de Gobernación acudió a Morelos además para iniciar el censo de viviendas y afectaciones del sismo registrado el pasado 19 de septiembre, para luego resolverlas de alguna forma. El funcionario indicó que en Morelos el censo será muy rápido y que luego iniciarán los trabajos de reconstrucción. Osorio Chong dijo que en este proceso habrá maquinaria y todo lo necesario, no obstante, no declaró nada acerca de la presencia desde el jueves de maquinaria y trabajadores de la empresa Aldesa, la encargada del Paso Exprés de Cuernavaca, misma que lleva varios días de labor en la localidad, como dio a conocer este día Proceso. Anuncia Fideicomiso, más cuestionamientos Mientras tanto, el contraste entre las acciones de la sociedad civil y de instituciones como la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) o la Diócesis de Cuernavaca en solidaridad con los damnificados y las decisiones del gobierno del estado, se hace cada vez más evidente. Graco Ramírez sigue enfrentando las denuncias de los ciudadanos quienes cada día construyen más estrategias para evadir a las fuerzas policiacas, tales como disfrazar los camiones, escoltarlos con autos civiles o de plano detenerse y llamar, a través de redes sociales, a la sociedad en general a que llegue al lugar con sus vehículos y llevarse la ayuda a los centros de acopio antes que dejarse guiar por patrullas y motocicletas del Mando Único que esperan los camiones con ayuda en los accesos o desde la autopista. Pero ahora el gobierno estatal enfrenta otros cuestionamientos. Esta mañana anunció la creación de un fideicomiso “plural” para reunir los recursos que “permitirán los trabajos de reconstrucción de Morelos”, luego del sismo del pasado martes 19 de septiembre que dejó como saldo 73 muertos, afectaciones en prácticamente todos los municipios de la entidad y miles de damnificados. En un encuentro con representantes empresariales de la entidad, Graco Ramírez informó que renunciará al derecho fiduciario para “garantizar la transparencia en el manejo de los recursos”, además, para darle mayor formalidad, Graco Ramírez aseguró que será la organización Transparencia Mexicana la que supervisará en primer lugar la aplicación de esos recursos. En el C5 de Morelos, ubicado en Palo Escrito, municipio de Emiliano Zapata, el mandatario dijo que Transparencia Mexicana pidió expresamente que el gobierno del estado renuncie al secreto fiduciario en ese fideicomiso, lo que permitirá que cualquier ciudadano pueda tener acceso a la información de la aplicación de los recursos. Sin embargo, las voces en las redes sociales se burlaron de las medidas anunciadas y descalificaron el uso de recursos públicos por parte del gobierno de Graco Ramírez para la “reconstrucción” de Morelos luego del sismo. Javier Sicilia, fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, aseguró en entrevista que Graco no tiene ninguna calidad moral para reunir fondos y comenzar la reconstrucción del estado: “Imagínate, se roba las despensas, las acapara, las quiere usar para apuntalar la alicaída y adelantada campaña de su hijo (Rodrigo Gayosso), ¿En qué crees que va a utilizar ese dinero? ¿En reconstruir Morelos? ¿En darle a las familias afectadas una vivienda digna, mejores condiciones de vida? ¡Claro que no! Lo usará para sus fines perversos, para tratar de quedarse en el poder”. En tanto, Gerardo Becerra, vocero de la Coordinadora Morelense de Movimientos Ciudadanos, consideró que no se puede confiar en un fideicomiso creado por Graco Ramírez: “Nosotros lo hemos denunciado ante la Procuraduría General de la República porque tenemos evidencias de la terrible corrupción del gobernador. Ni nos invitó, ni estamos seguros de querer participar. Si bien Transparencia Mexicana merece nuestro reconocimiento, habrá que ver con acuciosidad  hasta dónde llega su supervisión”. Demanda FAM no criminalizar Mientras tanto, el Frente Amplio Morelense (FAM) advirtió que el gobierno de Graco Ramírez está intentado “secuestrar la solidaridad entre ciudadanos para monopolizar la asistencia a favor de personas, familias y comunidades de Morelos afectadas por el sismo”, pues aseguró que su gobierno, como otros en el país, es “incapaz de responder a las necesidades de su población” porque se encuentra rebasado “por la capacidad autogestiva de la sociedad” morelense. En conferencia de prensa, los representantes de esta red de organizaciones de la sociedad e instituciones hizo un llamado “a las personas de bien a mantener la solidaridad y no permitir que el Estado y los partidos políticos nos secuestren lo más humano que tenemos: la fe, la esperanza y el amor”. Demandaron por otra parte detener la criminalización y persecución contra estudiantes universitarios y ciudadanos en general, quienes “sólo están ejerciendo su derecho a la solidaridad, su capacidad autogestiva, que es la forma más pura de la democracia”. A nombre de las organizaciones, Javier Sicilia Zardaín, fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, dijo que el gobierno no sólo difama, sino que quiere “justificar actos de represión política que neutralicen la emergencia de una democracia participativa congruente con el espíritu de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de que todo poder dimana del pueblo”. En la conferencia realizada en la Plaza de Armas de Cuernavaca, el poeta estuvo acompañado del obispo de Cuernavaca, Ramón Castro y Castro, del rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Alejandro Vera Jiménez, del activista social Gabriel Rivas Ríos, acusado de saquear las bodegas del DIF Morelos, así como otros representantes ciudadanos.

Comentarios