Tras ruptura del Frente, cuatro alianzas y dos partidos disputarán el gobierno en Morelos

jueves, 4 de enero de 2018
CUERNAVACA, Mor. (apro).- Al filo de la medianoche se confirmó la ruptura de la coalición Por México al Frente en Morelos y, en el límite del plazo establecido por la ley electoral local, el PRD se registró en alianza con el Partido Social Demócrata (PSD), mientras que PAN y Movimiento Ciudadano hicieron lo propio de cara a la elección del próximo 1 de julio. Con estas alianzas, el panorama electoral en la entidad será distinto al nacional. En Morelos existen 11 fuerzas políticas con registro que irán a las urnas en cuatro alianzas y dos partidos políticos en solitario. El PRI y Nueva Alianza alcanzaron apenas el acuerdo de impulsar una candidatura común, en la que todavía se barajan varios nombres, y con el agregado que según el convenio de Coalición a nivel nacional sería el partido creado por la maestra Elba Esther Gordillo el que llevará mano en la designación de candidato en Morelos. Luego está la coalición que sí respeto la línea nacional. Se trata de la que conforman el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) de Andrés Manuel López Obrador, el Partido Encuentro Social (PES) y el Partido del Trabajo (PT), cuyo candidato saldría entre el alcalde de Cuernavaca Cuauhtémoc Blanco Bravo y el senador Rabindranath Salazar Solorio, aunque según la lidereza del PT en Morelos, Tanía Valentina Rodríguez, también participa el expriista Manuel Martínez Garrigós. La noche del miércoles se registraron las coaliciones que había adelantado Apro. Primero, la lidereza del PRD en Morelos, Hortencia Figueroa Peralta, firmó el convenio de coalición con sus homólogos del PSD, Julio Yáñez y Eduardo Bordonave, con lo cual se formalizó la ruptura con el PAN, con el argumento de que “el PRD propuso que el candidato de la alianza (del Frente) se legitimara con una encuesta para ver cuál estaba mejor posicionado”, según la perredista. Sin embargo, sin mencionarlo, aseguró que el PAN no aceptó esa propuesta, por lo que esto llevó a la ruptura al no alcanzar un acuerdo para designar al candidato a la gubernatura. Y es que en la mesa estaba la intención del PRD de imponer al hijastro de Graco Ramírez, Rodrigo Gayosso Cepeda, quien al final será el candidato de la coalición PRD-PSD, pues este último partido tiene sólo una presencia testimonial en la entidad. De hecho, el PSD saltó a la palestra política con el logro de un registro local y luego el lanzamiento en 2015 de Cuauhtémoc Blanco Bravo a la alcaldía de Cuernavaca, que a la postre ganó. No obstante, en cuanto el exfutbolista llegó al poder, se desmarcó de los hermanos Julio César y Roberto Carlos Yáñez, quienes iniciaron una campaña que incluyó la exhibición en Televisa de un supuesto contrato que el exfutbolista firmó para “rentarse” como candidato. A esta guerra se sumó el propio Rodrigo Gayosso, quien a decir del propio Blanco Bravo le habría propuesto varios negocios, que fueron rechazados, lo que provocó la cólera del hijastro de Graco Ramírez. Esto trajo como consecuencia, siempre según la versión del exfutbolista, varios intentos por defenestrarlo. Ahora, la alianza Gayosso-Yáñez se ha traducido a lo electoral. También está la coalición de PAN y Movimiento Ciudadano, que fue la última en registrarse en los últimos segundos del miércoles 3 de enero. El candidato más fuerte del PAN era el diputado federal Javier Bolaños Aguilar quien hace 72 horas anunció que no iría a la contienda por la gubernatura y se prevé que sea el candidato a la alcaldía de Cuernavaca, convirtiéndose de facto en el aspirante más fuerte. En el PAN se mencionan como posibles candidatos el diputado local Víctor Manuel Caballero Solano, quien se desempeñó como secretario de Salud del gobierno de Marco Antonio Adame Castillo (2006-2012). Y en la discusión con Movimiento Ciudadano se incorporó otro nombre: el del empresario de la construcción, Juan Pablo Rivera Palau, exdirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y nieto del exgobernador priista Felipe Rivera Crespo (1970-1976). Este último, como líder empresarial, ha sido señalado por su cercanía con Graco Ramírez, así que algunos observadores señalan que, aunque en el papel PAN y PRD irían separados a la elección, la designación de Rivera Palau podría tener implicaciones de alianza de facto a favor de Rodrigo Gayosso Cepeda. Finalmente, el Partido Verde Ecologista, que en Morelos controla Javier Estrada González, integrante de una familia de terratenientes locales, iría a las urnas solo por primera vez en su historia. Lo mismo ocurrirá con el Partido Humanista que dirige el único diputado abiertamente opositor a Graco Ramírez en el Congreso local, el dirigente social Jesús Escamilla. A ello se suman al menos seis aspirantes a candidatos independientes quienes a marchas forzadas pretenden reunir desde hace unos días y hasta el 6 de febrero, las firmas correspondientes al 3% del total del padrón electoral.

Comentarios