Alcalde de Chilpancingo pide reasumir cargo y señala a Astudillo por si lo desaparecen

lunes, 8 de enero de 2018
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El alcalde con licencia de Chilpancingo, el priista Marco Antonio Leyva Mena, anunció este lunes que solicitó al Congreso su reincorporación al cargo y responsabilizó al gobernador Héctor Astudillo Flores de cualquier atentado en su contra, incluso si es desaparecido por tomar esta decisión. “He decidido regresar por los infundios permanentes del adversario político, por intentar utilizar la difamación y la calumnia como herramienta para conseguir sus fines, sumados a la instrumentación de adelantar tiempos de auditorías y aparatos coercitivos para dañar y desaparecer del mapa político a los que consideran no adversarios sino enemigos de sus visiones egocéntricas del poder”, expresó Leyva Mena. El 16 de octubre, el alcalde de Chilpancingo, el priista Marco Antonio Leyva Mena, solicitó licencia al Congreso local para separarse del cargo, tras su confrontación con el gobernador Héctor Astudillo Flores por el control de las ganancias que genera la recolección y reciclaje de la basura en la región Centro de la entidad. Dos meses después, el alcalde con licencia reapareció esta mañana para anunciar públicamente que había solicitado al Congreso su retorno al cargo. Enseguida, arribó a la sede del ayuntamiento capitalino, se metió al despacho particular de la presidencia municipal donde se encontraba el alcalde sustituto Jesús Tejeda Vargas, quien sorprendido regresó el saludo y se retiró del lugar, mientras Leyva Mena era vitoreado por un grupo de seguidores. Marco Leyva dijo que va a esperar la notificación del Congreso local para asumir plenamente el cargo y Tejeda Vargas anunció que procederá jurídicamente contra el alcalde con licencia, argumentando que extralimitó sus funciones al tomar de manera arbitraria la oficina y emitir nombramientos a dos colaboradores. Previamente, Leyva Mena dio lectura a un comunicado donde se lanzó directamente contra el gobernador Héctor Astudillo Flores, también del PRI, al expresar textualmente: “Sé a lo que me enfrento. A un aparato dirigido desde el ángulo más oscuro del poder en la entidad. A su dinero, a la red de intereses y voracidad de ambiciones. A promesas de negocios o candidaturas que nunca se cumplirán y serán instrumentos de llevar a cabo felonías a cambio de humo que los harán arrepentirse después”, expresó. Luego, Leyva Mena dijo que el mandatario estatal utilizará “métodos legales y extralegales para poner todos los obstáculos posibles”, y remató: “No tengo miedo. Miedo es vivir en la vergüenza de no luchar y permitir avanzar una injusticia. Por eso encargo mi seguridad al gobierno de la República: he dejado con un notario de la Ciudad de México la historia de mis conflictos políticos, no tengo otros, y el interés que se podría tener, hoy o mañana, en mi desaparición”, expresó el priista, quien responsabilizó a Astudillo de cualquier atentado en su contra. Leyva Mena consideró que “en las visiones personales, es la opacidad, el manipular el aparato de Estado para sus fines y hacer desaparecer al enemigo político sea del partido propio o diferente, eso no importa”. “Si no hay alineamiento al eje central de la decisión del Príncipe, entonces es pan, palo o auditoría dirigida. Es jugar con las percepciones a través de su influencia en los medios y después de que la realidad demuestre lo contrario, ‘el usted perdone’ se hará presente”, indicó el alcalde con licencia. Incluso, definió al gobierno de Astudillo como “los negocios del recurso público para ganancias privadas, es la imposición del capricho a los órganos de Estado y por ser impuesta es injusta; utilizar un discurso de fachada democrática que esconde el rostro más oscuro de un régimen autoritario”, acusó.  

Comentarios